García (I) E Iglesias (D)
García (I) E Iglesias (D) EUROPA PRESS

Según ha explicado el presidente de la institución, Javier Iglesias, la administración ha aceptado el apoyo económico a la totalidad de las actuaciones presentadas a la convocatoria y que cumplen con los requisitos aprobados.

Así, los consistorios podrán hacer frente a intervenciones en las infraestructuras de captación de agua, así como en las de mantenimiento y de tratamiento, y en esta ocasión, por primera vez, el plan ha dado el visto bueno también a la instalación de descalcificadoras.

En concreto, la mayoría de los proyectos presentados hacen referencia a obras relacionadas con la potabilidad, el incremento del caudal o la incorporación al sistema de nuevos equipos electromecánicos.

En compañía del delegado del área, Manuel Rufino García, Javier Iglesias ha reseñado que la Diputación hizo frente a 87 solicitudes el pasado año, con una cuantía similar a la del presente ejercicio, y, si se tiene en cuenta las aportaciones desde 2013, el número de proyectos en los últimos cinco años ha sido de 539, con una cuantía de 7.640.000 euros.

Sobre cómo estas ayudas están ayudando al abastecimiento de agua en la provincia, el presidente de la institución ha puesto de relieve que, si el suministro por camiones cisterna llegó a los 12.000 metros cúbicos en 2010, en la actualidad la cifra no llega a los 5.000 metros cúbicos y ahora se debe principalmente a averías o "semanas puntuales" en los meses de verano, cuando algunos municipios multiplican su población.

Consulta aquí más noticias de Salamanca.