Manifestación antitaurina PETA
Algunas de las manifestantes, portando carteles de protesta en español e inglés EFE

Cuatro militantes de la organización Personas por la Ética en el Trato a los Animales (PETA) se han concentrado hoy semidesnudas en la Puerta del Sol de Madrid para exponer "la crueldad" de los espectáculos que utilizan los toros.

Durante el acto, de 15 minutos de duración, se ha leído un comunicado en inglés y castellano en el que se anuncia la decisión de no volver a realizar el "encierro humano" en Pamplona, una protesta festiva organizada por PETA en los San Fermines en donde la única condición es "llevar al menos ropa interior".

El objetivo de estas protestas es "atacar directamente" a los turistas que asisten a las corridas
La razón es que "no se desea seguir entregando dinero a esa ciudad mientras siga apoyando la
tortura de animales como espectáculo". Peter Steffenson, uno de los representantes del colectivo en la concentración de hoy, ha declarado que este mismo mes realizarán actos reivindicativos en París, Amsterdam, Londres y Estados Unidos.

El objetivo de estas protestas es "atacar directamente" a los turistas que asisten a las corridas de toros. Según PETA, el 72% de los españoles no muestra ningún interés por la tauromaquia y cuarenta ciudades españolas, entre ellas Barcelona, se han declarado contrarias a las corridas de toros.