Incendio del MAS
Incendio del MAS TWITTER BOMBEROS DE SANANDER - Archivo

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Santander ha acordado hoy seguir adelante con el procedimiento para resolver el contrato con Codelse para la prestación del servicio de mantenimiento integral de alarmas municipales, como consecuencia del incumplimiento de las condiciones del mismo, y tras desestimar las alegaciones presentadas por la empresa.

La concejala de Cultura y Turismo, Miriam Díaz, ha recordado en nota de prensa que el Ayuntamiento abrió dos expedientes a Codelse en relación al incendio del Museo de Arte Moderno (MAS), uno por cada contrato que estuvo vigente durante el período en el que se produjeron los incumplimientos: el primero proponía una penalización económica por incumplir el contrato que expiró el 20 de julio de 2017, y en el segundo expediente se planteaba resolver el contrato vigente desde el 21 de julio de 2017.

Díaz ha detallado que la resolución del contrato que está en vigor -con un precio anual de 12.125 euros más IVA- se produciría como consecuencia de que la empresa no cumplió con la obligación de emitir, en el plazo de los dos primeros meses de vigencia del mismo, el informe detallado respecto a las deficiencias observadas en las instalaciones y equipos objeto de mantenimiento, en particular respecto a la situación de estos sistemas en el MAS.

Antes de proceder a la resolución definitiva, el Ayuntamiento deberá, tal como ha acordado hoy la Junta de Gobierno Local, solicitar dictamen al Consejo de Estado al no estimarse las alegaciones presentadas por Codelse y oponerse la empresa a la resolución del contrato vigente.

La concejala ha indicado que este acuerdo se suma al ya adoptado por la Junta de Gobierno Local que impone a la empresa una penalización de 1.138 euros (correspondiente al 10 por ciento del importe del contrato ya vencido) por no informar al servicio de ingeniería municipal de la anulación de los sistemas de alarma y detección de incendios del MAS debido a las obras que se estaban ejecutando en el edificio.

Díaz ha subrayado que, tal como recogen los pliegos de condiciones del contrato, la empresa tenía la obligación de emitir mensualmente un informe de los trabajos ejecutados y de cualquier incidencia que se produjera en este servicio, por lo que se produjo un incumplimiento del contrato que se califica como muy grave, a tenor de las consecuencias producidas.

En este sentido, ha recordado que la investigación iniciada en el Ayuntamiento a raíz del incendio puso de relieve que durante las obras que se ejecutaban en el edificio se desactivaron las alarmas anti incendios y los sensores de humo sin conocimiento previo ni autorización alguna por parte del Ayuntamiento.

Y se apuntaba que la desactivación de esos dispositivos mermó la posibilidad de reaccionar y pudo agravar los daños ocasionados por el fuego que, a la llegada de los bomberos, estaba completamente desarrollado.

La responsable municipal de Cultura y Turismo ha añadido que se mantiene abierto, además, el expediente sancionador a SIEC, adjudicataria de las obras de mejora de accesibilidad del Museo que se estaban ejecutando en el momento del incendio, por no haber realizado los trabajos manteniendo las condiciones de seguridad del edificio.

Los informes emitidos por los distintos departamentos municipales responsables de los contratos recuerdan que SIEC, como contratista de las obras, tenía la obligación de mantener operativos durante los trabajos los sistemas de seguridad del edificio en materia de detección de incendios y robo. Sin embargo, en el momento del incendio no estaban operativos ni los sensores de humo ni las alarmas anti incendios.

La edil ha recordado que el Ayuntamiento tiene ya redactado el proyecto básico para la rehabilitación integral del MAS, que, según la previsión inicial, conllevará una inversión de 3,8 millones de euros en unas obras que también permitirán finalizar la mejora de accesibilidad del edificio que estaba en marcha en el momento del incendio, así como reforzar su estructura, reorganizar determinados espacios y adaptarlos a la normativa actual.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.