Mantis religiosa
Imagen de una mantis religiosa devorando un pez. RAJESH PUTTASWAMAIAH

Un equipo de investigadores ha observado y fotografiado por primera vez a una mantis religiosa macho alimentándose de un pez recién pescado por el propio insecto.

Como depredadores, la mayoría de las mantis obtienen su alimento cazando otros insectos similares como moscas o saltamontes, y en entornos cautivos han llegado a comer ratones, aves pequeñas, lagartijas, ranas, serpientes e incluso tortugas, si bien han sido siempre considerados como "datos anómalos", basados en registros anecdóticos ya que la alimentación de la mantis en esos casos era "inducida" por los humanos.

Sin embargo, este caso confirma que en su hábitat natural, las mantis pueden alimentarse de vertebrados, incluso de peces, tal y como explican en un reciente estudio publicado en la revista especializada Journal of Orthoptera Research.

El ejemplar de mantis que han logrado fotografiar, una Hierodula tenuidentata, habitaba el jardín de la azotea de uno de los investigadores del estudio, Rajesh Puttaswamaiah, donde este conservacionista tenía un pequeño estanque lleno de peces guppy y cebra. Tras varias observaciones, Puttaswamaiah comprobó un comportamiento repetitivo de pesca por parte de la mantis, que durante cinco días llegó a cazar y alimentarse de hasta nueve peces guppy.

Dicho comportamiento demostraría además que las mantis han podido haber desarrollado sus habilidades de aprendizaje hasta el punto de tener estrategias de caza, resalta el estudio.