SANTIAGO GARCÍA, RECTOR UNIVERSIDADE DE OVIEDO
SANTIAGO GARCÍA, RECTOR UNIVERSIDADE DE OVIEDO EUROPA PRESS

A través de un comunicado, Transire Asturies, las Asambleas de Estudiantes, el Frente Feminista UniOvi y el Consejo de Estudiantes han respondido a las declaraciones de García Granda, donde achacó las dificultades para adaptar el nombre del alumnado trans a su verdadera identidad en los trámites internos de la institución asturiana a un "retraso informático".

"No se trata de problemas individuales, sino de graves problemas estructurales que condenan a las personas trans al paro, el fracaso académico, la depresión e incluso al suicidio, estas últimas causadas directamente por no ser tratadas conforme a su verdadera identidad", han señalado a través de nota de prensa.

Para estos colectivos, la Universidad tiene la capacidad, "si tuviese el interés", de poner "su granito de arena" para luchar contra esta penosa situación. Si piensa que evitar la exclusión social es un capricho aislado, se equivoca.

En ese sentido, las organizaciones señalan que no se está cumpliendo el protocolo y que no ha informado a los distintos centros sobre este tema. "De hecho, ha obligado a los afectados a explicar la situación a cada profesor y profesora, con la consiguiente e innecesaria exposición pública, y cabiendo la posibilidad de que dicha petición no sea aceptada por todo el profesorado", han indicado.

Por todo eso, han calificado de "ridícula" responsabilizar al Servicio Informático de la situación, cuando los involucrados "fueron informados por este mismo Servicio de que no se realiza el cambio simplemente por no ser priorizado frente a otras tareas que les son encomendadas".

"Aconsejamos a la Universidad de Oviedo, tal y como parecen estar las cosas, volver a emplear tablillas de barro para los trámites burocráticos, pues quizá se adapten mejor que los sistemas informáticos a las necesidades del siglo XXI", han sentenciado.

Consulta aquí más noticias de Asturias.