'Estamos a favor del alto el fuego si los mediadores pueden hallar una solución en la que el presidente Idriss Deby sea apartado del poder', dijo a Reuters por teléfono el portavoz rebelde Henchi Ordjo.

El portavoz añadió que hablaba desde algún lugar de la capital, Yamena, atacada por las fuerzas rebeldes el fin de semana. Los líderes rebeldes dicen que las tropas se han retirado, pero están próximas a la ciudad.

El Gobierno de Deby dijo que los ha expulsado.

'Deby debe ser apartado', dijo Ordjo, que narró que el lunes helicópteros y tanques franceses, que integran el contingente militar en Chad, habían abierto fuego en combates cerca del aeropuerto de Yamena.

'Francia se ha implicado directamente en el conflicto (..) ha causado víctimas civiles', aseguró.

No hubo confirmación independiente de esta acusación y Francia ha negado en el pasado que sus fuerzas participaran en combates directos contra los rebeldes.

La capital permanecía en relativa calma, pero los helicópteros sobrevolaban la ciudad y se oían explosiones y tiroteos, según los residentes.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, dijo el martes que Francia estaría dispuesta a intervenir en su ex colonia para ayudar al Gobierno, después de que el consejo de Seguridad instara a los países a apoyar al Ejecutivo.