Hugo (nombre falso) pensó que el estruendo era "una bomba". Sin embargo, poco tardó en darse cuenta de que el fuerte ruido que durante unos instantes le paralizó se debía a un derrumbe parcial del hotel Ritz, en el que trabaja como operario desde hace meses en las obras de remodelación, que se iniciaron en febrero. "Yo estaba en la primera planta y pude salir entero", cuenta a 20minutos.es. 

Los hechos ocurrieron sobre las 16.10 horas de este martes, cuando parte del forjado del interior del hotel se vino abajo. Se trataba de la sexta planta, y a causa del peso cedieron el resto de pisos inferiores, así como los andamios dispuestos en forma de caracol. "Ha caído de la sexta planta para abajo", explicaron fuentes municipales.

"Se han venido abajo cinco forjados de una zona muy determinada del hotel", detalló por otro lado el jefe de Bomberos de Madrid, Eugenio Amores. "Esa parte ha arrastrado al colapso al andamio perimetral que tiene el patio interior donde trababajan los operarios". Por el momento, se desconocen las causas del derrumbe, que ya investiga la Policía Municipal y por las que CC OO va a pedir explicaciones. "No es normal que se derrumbe un andamio", señaló la organización.

"Se les oía gritar"

Uno de esos trabajadores, concretamente un operario de 42 años que quedó atrapado bajo los escombros, falleció trágicamente en el lugar. "Presenta heridas que parecen incompatibles con la vida", dijo Javier Barbero, delegado del Área de Gobierno de Salud, Seguridad y Emergencias, a los medios de comunicación sobre las 18.00 horas. "Está localizado pero es un área de difícil acceso", detallaron los bomberos. El cuerpo sin vida del operario fue rescatado finalmente cerca de las 20.00 horas.

Como él, otros tres trabajadores quedaron atrapados en el interior del edificio, aunque los bomberos pudieron rescatarlos con vida. "Se les oía gritar, lo que fue de gran ayuda y nos sirvió para localizarles", añadió Amores. En total, once personas resultaron heridas a causa del derrumbe, de las que cinco fueron dadas de alta en el lugar y las otras seis fueron trasladadas a diversos hospitales. Dos personas se encuentran en estado crítico con politraumatismos.

"Es doloroso que haya personas que mueren o resultan heridas en sus puestos de trabajo", expresó Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid, el mismo día en que CC OO daba a conocer datos de siniestralidad laboral. Según un informe del sindicato, 51 personas fallecieron en lo que va de año en accidentes laborales, una cifra que ahora asciende a 52. Ángel Garrido, presidente de la Comunidad de Madrid, también se acordó de las víctimas: "Mi más sincero pésame a la familia y allegados del trabajador fallecido".

Hasta el lugar, situado en pleno corazón de Madrid, en la plaza de la Lealtad, junto al Paseo de la Castellana, se desplazaron varias dotaciones de bomberos, además de numerosos vehículos del Samur-Protección Civil, Summa y agentes de la Policía Municipal y Nacional. Allí, frente a la puerta principal del hotel, esperaron durante horas decenas de trabajadores que tenían sus pertenencias en el interior. "Mis llaves del coche están dentro", comentó uno con chaleco amarillo reflectante.

A pocos metros de distancia se encuentra un compañero suyo que pudo ver desde el andamio de la quinta planta el desmoronamiento de los forjados. "Empezó a derrumbarse como un dominó", cuenta. "Siempre pasa lo mismo en las obras de remodelación de edificios antiguos, en los nuevos no pasa. Deberían tirarlos abajo".

El derrumbe de un edificio en rehabilitación

El pasado 28 de febrero, el emblemático hotel Ritz cerró sus puertas para iniciar una reforma integral, cuya finalización estaba prevista para 2019, valorada en 99 millones de euros. Los trabajados de rehabilitación fueron adjudicados entonces a la constructora San José, que este martes ha abierto una investigación para esclarecer las causas. Fuentes municipales aseguran que la empresa tiene licencia para acometer las obras.

Una vez se completen los trabajos de reforma del inmueble, que se inauguró en 1910, el hotel habrá reducido su número total de habitaciones hasta las 153 de las 166 actuales, aunque serán más espaciosas. Además, el número de suites aumentará a 47, entre las que figuran la Suite Real y la Suite Presidencial, con 188 y 115 metros cuadrados, respectivamente.

Consulta aquí más noticias de Madrid.