A través de un comunicado, la textil apunta a que ha tomado esta decisión "por responsabilidad" y después de haber intentado en los últimos meses "hacer frente a la totalidad de los compromisos de pago por diversas vías, sin que ninguna haya obtenido el resultado esperado".

Ante esto, apunta, la situación que se plantea a corto plazo es acordar un plan de viabilidad y un plan de pagos con los acreedores; un acuerdo que confía en que "sea la solución para la continuidad de la compañía y de los puestos de trabajo".

Pili Carrera ha expresado su compromiso con sus clientes, red de tiendas propias, socios franquiciados y establecimientos detallistas tanto en España como en el extranjero. "Este compromiso pasa por continuar apostando como hasta ahora por un modelo de fabricación realizado en su centro de Mos (Pontevedra)", destaca la firma.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.