PAI del Grao
Figuración virtual del cajón para el ferrocarril sobre el río, con el jardín y los edificios. 20MINUTOS.ES

La urbanización del sector del Grao, una zona estratégica y de transición entre el final del antiguo cauce del Turia y La Marina de València, va tomando forma. La delegación de Desarrollo Urbano ha presentado este jueves una "propuesta inicial", en palabras de su titular, Vicent Sarrià, que todavía debe recorrer un largo camino burocrático y seguramente cambios durante su tramitación, pero que empieza a dibujar el futuro de una zona que había quedado descolgada del desarrollo urbanístico de València y muy condicionada por la construcción del circuito de Fórmula 1, actualmente abandonado y sin uso.

El proyecto es, según Sarrià, una "buena solución" a todos los retos que planteaba el sector del Grao. Por un lado, contribuye a crear grandes zonas verdes como transición entre el Jardín del Turia y el futuro Parque de la Desembocadura, junto a Nazaret, cuyo proyecto se desarrollará la próxima legislatura. Estos espacios son posibles por la apuesta de edificación en altura. El proyecto de Plan de Actuación Integrada (PAI) prevé la construcción de 18 edificios de 20 a 25 plantas alineados con grandes ejes de comunicación, y de uno singular de 150 metros de altura con 45 plantas, que será el más alto de la ciudad. Esto se traducirá en un máximo de 2.550 viviendas, de las cuales el 30% serán de protección pública y 94.915 metros cuadrados de uso terciario (comercial), el 25% de la edificabilidad total. Además, habrá equipamientos públicos conectados a la zona norte para dar servicio al núcleo histórico del Grao.

Otro de los aspectos destacados es el que se refiere a la vía del ferrocarril que va desde la calle Ibiza y cruza el final del antiguo cauce hacia la Punta en dirección al canal de acceso a la estación del Norte por el sur. Mientras se resuelve el soterramiento en futuras negociaciones con el Ministerio de Fomento, Urbanismo pidió al despacho de arquitectos de José María Tomás una solución provisional para la movilidad del tráfico y peatonal. Esta consiste en la construcción de una pasarela peatonal sobre el cajón por el que iría el ferrocarril por encima del río (ver imagen) y que conectaría el final de la avenida de Francia con el barrio de Moreras.

Otra de las claves es la anchura del cauce, uno de los puntos de fricción del PSPV con sus socios de Gobierno de Compromís y València en Comú. Finalmente se opta por reducir un carril de los viales recayentes al río para aumentar la anchura de la zona verde. Sin embargo, según Sarrià, esta zona del cauce poco tiene que ver con el conjunto del Jardín del Turia, donde el río circulaba encajado y entre pretiles, con una profundidad mucho mayor. Entre la acera más próxima al cauce del sector del Grao y la recayente a Moreras habrá unos 150 metros, con jardín en ambas orillas.

La voluntad del Gobierno municipal es "tener todo encaminado" en lo que queda de legislatura para su tramitación, que puede ser larga. Sarrià ha preferido "no dar un plazo concreto" para su ejecución.

La herencia del circuito de Fórmula 1

El proyecto de urbanización ha contemplado, una vez la Generalitat descartó continuar celebrando el Gran Premio de Fórmula 1, el máximo aprovechamiento de los viales del circuito. El anterior encargo contemplaba que todo el mobiliario urbano fuera desmontable.

Consulta aquí más noticias de Valencia.