Angela Kennecke
Angela Kennecke, presentadora. CAPTURA DE PANTALLA

Informar de según qué cosas a veces no es fácil, pero cuando lo tienes que hacer sobre algo trágico y que te afecta directamente es, cuanto menos, un ejercicio de fuerza descomunal y al alcance de muy pocos.

Eso es lo que le pasó a Angela Kennecke, presentadora del informativo en la televisión Kelo-TV de Sioux Falls, Dakota del Sur (EE UU).

Angela informó en directo de la muerte de su hija, Emily, de 21 años, cuando se disponía a hablar de la grave crisis de los opioides (una droga caníbal) que afecta a Estados Unidos.

La periodista, entonces, decidió compartir su historia para intentar ayudar a los afectados y pedir soluciones. Así, contó que su hija había fallecido por una sobredosis haciendo visible su dolor.

"La epidemia de opioides ha golpeado en mi casa de una forma trágica y devastadora para mí. El 16 de mayo mi hija de 21 años, Emily, murió de sobredosis. La causa oficial de su muerte fue envenenamiento por fentanilo. Perder a una hija, especialmente de esta forma repentina e impactante, le ha dado la vuelta a mi mundo. Nunca imaginé que un integrante de mi familia sería parte de las estadísticas que escuchas en el informativo de la noche", comunicó.

"Ni yo ni mi familia nos vamos a recuperar de la pérdida de mi talentosa, inteligente y preciosa hija, Emily", aseguró.