La compañía ha querido aclarar también que "en ningún caso" ha abandonado la gestión del Servicio Municipal de Aguas", sino que "ha finalizado su contrato", algo que, han detallado, fue puesto en conocimiento del Consistorio hasta "con dos meses de antelación".

Sobre los recibos, en concreto, Aqualia precisa que "estos incluyen el consumo hasta el 18 de agosto, fecha de finalización de su contrato" y que se han "estimado teniendo en cuenta el histórico de consumos".

"Tal estimación se ha realizado en base al reglamento de usuarios vigente, aprobado por el propio ayuntamiento, de tal manera que para evitar que la estimación de consumo perjudique económicamente a los clientes, se han ampliado los rangos de los bloques de consumo en función de los días facturados, ya que las tarifas están publicadas para una periodicidad bimestral", precisan.

Asimismo, continúan, "la próxima factura contendrá una nueva lectura real que efectuará la regulación de los metros cúbicos estimados en el anterior recibo emitido por Aqualia", lo que garantiza que "no" habrá "perjuicio alguno para los ciudadanos".

"Por lo tanto, en el cómputo global de los 2 bimestres, julio-agosto y septiembre-octubre, los usuarios pagarán en total la misma cuantía neta, sólo que habrán abonado un importe mayor en el primer recibo que en el segundo, al incluir el primer recibo más días de consumo", han concluido.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.