Sobre las 16.10 horas del lunes, en la calle Marcos Ruiloba, los agentes dieron el alto al conductor de un coche que se había saltado una señal de stop.

El hombre no hizo caso a las indicaciones de los agentes para que detuviera el vehículo y prosiguió su marcha, saltándose el control policial y conduciendo de forma temeraria por varias calles de la ciudad.

Fue perseguido por los agentes hasta la calle Alday de Maliaño, donde finalmente se detuvo.

Se le solicitó la documentación y se comprobó que el sujeto carece del preceptivo permiso de conducción, y el vehículo del seguro obligatorio, además de que la ITV estaba caducada, por lo que fue detenido y el vehículo retirado por una grúa al Depósito Municipal de Ojaiz.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.