Escuela de primaria.
Escuela de primaria. EUROPA PRESS - Archivo

Día de reencuentro con las aulas el del próximo miércoles 12 de septiembre para un total de 1.567.316 alumnos catalanes, 1.299 más que en 2017. El curso escolar 2018-2019 arranca en cerca de 5.500 centros educativos de toda la comunidad con un refuerzo de 690 profesores en la escuela pública, lo que configura un equipo de 71.685 maestros frente a los 71.175 del curso pasado.

Se convocarán oposiciones para 5.005 plazas docentes (3.604 de maestros de Infantil y Primària y 1.401 de Secundària y Formació Professional).

En Secundària están matriculados más estudiantes que el pasado curso, 9.682 más. Lo mismo que en FP, con 3.637 más. Donde sí que baja la cifra de alumnos es en Primària, con 9.9145 menos, y lo hace en Cataluña por primera vez en los últimos 18 años.

El departament d'Ensenyament advirtió a principios de este mes que este 12 de septiembre una treintena de escuelas del territorio catalán abrirán sus puertas con obras aún por finalizar que, no obstante, no impedirán el inicio de las clases con total normalidad. El conseller Josep Bargalló lo atribuyó a los retrasos provocados "por la aplicación del artículo 155 de la Constitución" y por las lluvias registradas este verano.

Durante el parón escolar de julio y agosto se han llevado a cabo 369 actuaciones de mejora en los centros por valor de 34,6 millones de euros. Este curso solo se rebajan dos barracones, quedando en 1.015 en las escuelas catalanas y 93 centros aún en módulos prefabricados.

Se crean 11 centros nuevos, dos de ellos en Barcelona ciudad: una escuela de Infantil y Primària, seis institutos, tres institutos-escuela y un centro de FP. Son el Institut Nou de L'Hospitalet de Llobregat, con tres grupos de primero de ESO; el Institut de Santa Coloma de Gramenet, con dos grupos de primero de ESO; el Institut de Mollerussa IV, con dos grupos de primero de ESO; el Institut Ca n'Oriac de Sabadell, con dos grupos de primero de ESO; el Institut Joan Marquès de Terrassa, con dos grupos de primero de ESO; el Institut Escola El Gornal de L'Hospitalet de Llobregat; el Institut Escola Mar Mediterrània de Mataró; el Institut Escola Àngela Bransuela, también de Mataró, y el Institut Tecnològic de Barcelona de FP.

Por contra, dos centros cesan su actividad: la escuela pública Josep Espasa de La Pobla de Cérvoles (Lleida) y el colegio concertado Sant Vicenç de Paül de Barcelona.

Según la titularidad de los centros, un 66% de los alumnos cursarán estudios en centros públicos, un 32,7% en concertados y un 1,3% en privados. En estudios postobligatorios, el 75,4% de los estudiantes harán su actividad lectiva en centros públicos, un 9% en concertados y un 15,6% en privados.

Dos nuevos centros en Barcelona

En el caso de la capital catalana, el Consorci d'Educació de Barcelona ha realizado un total de 72 obras de acondicionamiento de equipamientos educativos de cara a la apertura de este miércoles de 413 centros de enseñanza obligatoria, 237 centros públicos (168 escuelas, cinco institutos-escuela, 62 institutos y dos centros integrados) así como 176 centros concertados. También 34 de educación especial (ocho públicos y 26 concertados).

El personal docente también aumenta respecto al año pasado en Barcelona con 9.121, 121 más que en el curso 2017-2018. En cuanto a los alumnos matriculados, hay en la ciudad 179.840, 1.775 más (675 en Primària y 1.209 en Secundària), así como dos centros de nueva creación: el Institut 22@, con tres líneas de ESO, y la Escola Auditori, con dos líneas de P-3, ambos en el distrito de Sant Martí.

La Escola Auditori se ubicará durante los primeros días de clase en una estructura provisional mientras que la Escola La Maquinista se ha trasladado a un edificio modular a la espera de la construcción del definitivo. Por su parte, el Institut Viladomat inaugura su nueva sede, y las escuelas Ignasi Iglesias y La Mar Bella convivirán este curso con obras de gran calado. Mientras, el Institut Escola Antaviana seguirá ampliando su centro para alojar a alumnos de Secundària.

La oferta docente se reforzará en la capital con una convocatoria de oposiciones para 300 docentes desde el primer semestre de 2019 y hasta junio de 2020 en una treintena de centros de titularidad municipal. Se quiere reducir la interinidad en un 70%.

Lucha contra la segregación

El nuevo curso tendrá como prioridad el combate "contra la segregación escolar y por la garantía de la igualdad de oportunidades educativas" con el despligue de acciones concretas por parte de Ensenyament.

Siguiendo las directrices del Síndic de Greuges, el departamento prevé que a lo largo del nuevo curso se elabore el Pacte contra la Segregació Escolar, un acuerdo que se acompañará de la modificación del decreto de admisión y de una vigilancia más estricta de los centros concertados que no actuen de forma correcta.

El conseller Bargalló indicó al respecto que su cartera será "responsable de que ningún centro que reciba dinero público, sea cual sea su titularidad, segregue voluntariamente a alumnos".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.