Rueda de prensa de familiares de los condenados del 'caso Alsasua'
Rueda de prensa de familiares de los condenados del 'caso Alsasua' EUROPA PRESS

Los familiares de los condenados por el 'caso Alsasua', agrupados en el colectivo Altsasu Gurasoak, han celebrado su acercamiento a las cárceles de Pamplona y Zaballa (Álava) si bien han señalado que "lo que tendríamos que decir es que están en casa, libres".

Así se han pronunciado en una rueda de prensa tras conocer que Iñaki Abad ha sido trasladado al centro penitenciario de Pamplona, mientras que Oihan Arnaz y Jokin Unamuno han sido trasladados a la cárcel de Zaballa. Este último, han explicado, se encuentra en el centro alavés por un "error administrativo" ya que había solicitado el traslado a la cárcel de Pamplona. Una situación, ha explicado Bel Pozueta, portavoz de Altsasu Gurasoak, que esperan que "la semana que viene se aclare".

De esta manera, los siete condenados a penas de entre 9 y 13 años de cárcel por la agresión a dos guardias civiles y sus parejas en Alsasua en el año 2016, se encuentran ya en centros penitenciarios próximos a sus domicilios. La octava condenada, Ainara Urquijo, no entró en prisión al dictarse una pena de dos años y no contar con antencedentes.

En la rueda de prensa, celebrada en Pamplona, Bel Pozueta y Miren Olea han leído, en castellano y en euskera, un comunicado en el que han valorado la finalización de "la situación de alejamiento y dispersión" de los encarcelados que, han asegurado, es "un castigo añadido" que "debe desaparecer".

El acercamiento de los condenados "se trata del hecho que conlleva la aplicación de la regla general derivada de la Ley General Penitenciaria de que los presos, siempre que sea posible, deben estar en cárceles cercanas a su lugar de domicilio", han destacado.

"Nos alegra decir que ya están todos en Euskal Herria, pero tenemos muy claro que lo que tendríamos que decir es que están en casa, libres", han subrayado.

A este respecto, han manifestado que "de aquí en adelante, nuestras energías y empeño van a ir dirigidas a conseguir la libertad de nuestros hijos". "La aplicación de la prisión preventiva en nuestro caso es, una vez más, la utilización torticera de una medidad cautelar como castigo añadido", han criticado.

En este sentido, han recordado que se encuentran a la espera de la resolución de la sala de la Audiencia Nacional del recurso a la sentencia. "La realidad nos irá marcando el camino a seguir, Tribunal Supremo, Constitucional y Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo, hasta conseguir la libertad", han remarcado.

"Todo lo vivido hasta ahora es una clara demostración de la desproporción en mayúsculas y, por ello, la concreción de la injusticia", han asegurado los familiares de los condenados que han recalcado que "tenerles presos mientras el proceso judicial sigue su curso sin ser una sentencia firme" muestra "el carácter vengativo de todo el proceso".

Por otro lado, han agradecido "la solidaridad recibida" que "nos recuerda que no estamos solos, que juntando fuerzas se consiguen concretar las reivindicaciones y que esta injusticia la ciudadanía no está dispuesta a soportarla".

Consulta aquí más noticias de Navarra.