Según ha informado la Comisaría Provincial, la disputa entre ambos acabó cuando el posteriormente agredido decidió abandonar el local, pero el otro le siguió y golpeó cuando subía por las escaleras de salida con otro amigo de la víctima, al que también cortó con los cristales en un brazo.

Tras lo ocurrido, los heridos alertaron de lo ocurrido por vía telefónica y los agentes, al llegar, conocieron que, según los testimonios de ellos, el herido en la cara previamente se encontraba en el baño, cuando el agresor empezó a golpear la puerta.A continuación, comenzaron a discutir, después de que el agredido le preguntase

por la razón de los golpes, pero para evitar problemas trató de irse, algo que no consiguió, pues, cuando subía por la escalera, le golpeó en varias ocasiones con un vaso.

Los agentes, al observar que las heridas presuntamente necesitarían puntos de sutura o algún tipo de cirugía plástica, llamaron a una unidad medicalizada, que trasladó a ambos al complejo hospitalario de Salamanca.

Poco después, cuando uno de las patrullas policiales patrullaba por la Gran Vía, confluencia con la calle San Justo, vio a un grupo de cinco jóvenes discutiendo, tres de los cuales señalaronr que formaban parte del grupo de los lesionados e indicaron a los agentes que uno de los jóvenes con los que discutían era el agresor de sus amigos, por lo que procedieron a su detención.

Consulta aquí más noticias de Salamanca.