Ca l'Isidret, un nuevo equipamiento para el distrito de Sant Martí con dotación de pisos de alquiler asequible.
Ca l'Isidret, un nuevo equipamiento para el distrito de Sant Martí con dotación de pisos de alquiler asequible. AJUNTAMENT DE BARCELONA

El gobierno municipal barcelonés ha salido este miércoles al paso de las informaciones que durante el mes de agostó ha dado a conocer parte de la oposición en el Ajuntament (PSC y PDeCAT) en las que aseguraban que en Barcelona hay 80 solares municipales vacíos. Y lo ha hecho con datos en la mano y asegurando que la capital catalana cuenta en estos momentos con 72 solares públicos en marcha en los que se construirán 4.644 pisos asequibles, el 80% de ellos de alquiler.

Janet Sanz, teniente de alcalde de Urbanismo, ha desmentido categóricamente el dato de "80 solares" y ha asegurado que desde el Consistorio se está trabajando en otro paquete de 52 solares para activar la construcción de nuevas promociones de vivienda asequible.

Sanz, junto al regidor de Vivienda, Josep Maria Montaner, han detallado que, en la actualidad, y dentro de estos 72 solares en marcha, se han acabado 11 promociones con 648 pisos. Otras 13 promociones se encuentran en estos momentos en obras para edificar 574 viviendas y además 29 solares están en fase de proyecto para construir 2.331 pisos. Los 19 solares restantes se preparan para los concursos que darán lugar a 1.091 pisos más.

Si se suman pues los 72 solares ya disponibles a los 52 en cartera, se puede hablar a estas alturas de 124 solares que se movilizarán en la ciudad "al servicio de la vivienda pública asequible", ha asegurado Sanz. Entre los 52 solares en cartera, 12 se ubican en el distrito de Sant Andreu, otros 12 en el de Horta-Guinardó, 7 más en Sants-Montjuïc y 7 más en Sant Martí.

En su mayoría, se encuentran en zonas en plena transformación urbanística como el distrito 22@ del Poblenou, la Marina de Zona Franca y La Sagrera.

El ejecutivo de Ada Colau espera que con todas estas actuaciones en materia de vivienda pública se pueda incrementar en seis años hasta en un 50% el parque público de alquiler asequible, llegando a entre 9.000 y 10.000 viviendas de estas características.

Sanz y Montaner han hecho frente común para criticar la poca implicación de Generalitat y Estado en la financiación de este parque público de vivienda, que es posible con un 95% de recursos económicos procedentes del Ajuntament. Montaner ha remarcado que la aportación autonómica y estatal es "la más pequeña desde el año 1981".

Compra de viviendas por el derecho de tanteo y retracto

El Ajuntament también ha dado a conocer este miércoles que desde inicios del presente mandato, en mayo de 2015, se han adquirido por parte del Consistorio 531 viviendas gracias al derecho de tanteo y retracto, a la compra directa o la cesión de uso, mecanismos todos ellos que contempla la actual legislación. Otros 251 pisos están en proceso de compra y la previsión es finalizar el mandato, en mayo de 2019, con más de 750 adquisiciones y una inversión de más de 70 millones de euros.

Desde el pasado mes de agosto, el Ajuntament tiene activo un registro de solares sin edificar en la ciudad para que, en caso de inactividad durante más de dos años seguidos, puedan comprarse para destinar el terreno a vivienda asequible.

El próximo viernes se podría aprobar otra controvertida medida anunciada por el equipo de Colau antes del verano y que prevé fijar a pisos asequibles el 30% de las nuevas promociones residenciales privadas de la ciudad de más de 600 metros cuadrados. 

Consulta aquí más noticias de Barcelona.