Mossos d' Esquadra.
Una pareja de Mossos d'Esquadra. Archivo

El hijo de la vecina de Sils (Girona) que fue hallada muerta envuelta en plásticos, Jordi G. F., de 43 años y nacionalidad española, confesó este lunes a los Mossos d'Esquadra, tras su detención, que acabó con la vida de su madre en la urbanización de Vallcanera Park donde vivían.

Jordi G. F. fue detenido a mediodía en Maçanet de la Selva después que, a primera hora de este lunes, ha sido reconocido en un supermercado por un ciudadano que ha alertado a los Mossos d'Esquadra, que organizaron un dispositivo que acabó con su detención, sobre las 14.00 horas, en un polígono industrial de la población.

Según fuentes cercanas al caso, el detenido ha explicado a los agentes del Área de Investigación Criminal (AIC) de Girona que ahogó a su madre, Carmen F., de 64 años, el pasado mes de noviembre.

Además de un delito de homicidio, los agentes intentan determinar si le pueden acusar de un delito estafa bancaria, si durante estos nueve meses ha seguido cobrando la pensión de viudedad de su madre o ha sacado dinero de la cuenta.

Los vecinos de Carmen F., aunque hacía meses que no sabían nada de ella, alertaron a la Policía Local de Sils el pasado 21 de agosto, y el caso pasó a los Mossos d'Esquadra, que empezaron a investigar la semana pasada.

Las primeras investigaciones apuntaron a una muerte violenta y los indicios no tardaron en apuntar al hijo de la víctima quien, el pasado 27 de agosto, se fue de casa tras saber que la policía le buscaba.

Finalmente, el pasado 31 de agosto, una comitiva judicial hizo una entrada y registro en la vivienda y localizaron a la víctima envuelta en diversos plásticos, en avanzado estado de descomposición, en una habitación del garaje.

Está previsto que el detenido, sin antecedentes penales, permanezca en la comisaría de Santa Coloma de Farners (Girona) hasta el miércoles o el jueves cuando pasará a disposición del juzgado de guardia, que mantiene la causa secreta.

Consulta aquí más noticias de Girona.