Tormenta, relámpago, rayo
Tormenta, relámpago, rayo EUROPA PRESS - Archivo

La llegada de una vaguada o masa de aire frío en capas altas de la atmósfera traerá este miércoles un desplome de las temperaturas en el Cantábrico oriental y el alto Ebro, con descensos medios en los termómetros de unos 10 grados, en tanto que un día más seguirán las tormentas por la tarde en el interior del este peninsular.

La predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) indica que las temperaturas descenderán en la mayor parte de la mitad norte peninsular y zonas de la Meseta Sur y del valle del Guadalquivir, sobre todo en Asturias, Cantabria, Burgos, Álava, Guipúzcoa, Vizcaya, La Rioja y Navarra. No en vano, los principales descensos térmicos del día se producirán en Bilbao (13 grados menos en 24 horas), Vitoria (11), San Sebastián (9), Pamplona (8) y Burgos y Logroño (7).

Las capitales más calurosas serán Córdoba, Granada y Murcia (36); Albacete, Lleida y Sevilla (35), y Badajoz y Toledo (34), en tanto que se espera un ambiente más fresco en Oviedo (20), A Coruña y Santander (22) y Bilbao (23).

Por otro lado, este miércoles habrá nubes y precipitaciones en el área cantábrica, con probabilidad de que se den de forma más dispersa y ocasional en el alto Ebro y en zonas de Galicia.

En el interior del este peninsular se esperan chubascos y tormentas, que serán localmente fuertes y con granizo en Cataluña, el sur de Aragón y zonas próximas. Tampoco se descarta que puntualmente alcancen una intensidad fuerte en el interior del sureste de la península. En el resto del país predominará el cielo casi despejado, con intervalos nubosos en el norte de Canarias y nubes de evolución en buena parte del resto de la península.

Por último, este miércoles soplarán vientos flojos en general en la península y Baleares, que serán de componente norte en el norte peninsular, sur en Baleares y oeste en las zonas de Alborán y Estrecho. Seguirá el régimen de alisios en Canarias, con intervalos fuertes en las islas occidentales.