Los hechos sucedieron de madrugada, cuando se había establecido un control de seguridad vial en las cercanías de la localidad. Los agentes observaron un turismo que se acercaba hacia ellos a velocidad anormalmente reducida y que al percatarse de la presencia policial emprendió la huida a gran velocidad por un camino de huertas.

En ese momento comenzó una persecución que terminó cuando los vehículos patrullas alcanzaron al turismo. El conductor, que presentaba evidentes síntomas de encontrarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas, se negó en todo momento a colaborar. Los policías le comunicaron que debía realizar las pruebas de detección de alcohol, a lo que se negó en rotundo, mostrándose desafiante e intentando marcharse a pie, ha relatado en un comunicado la Policía Foral.

Cuando los policías le indicaron que no podía abandonar el lugar, el hombre se enfrentó violentamente a ellos, llegando a propinar un fuerte empujón a uno de los policías que a punto estuvo de caer en una acequia. Finalmente, y a pesar de oponer fuerte resistencia, fue detenido por el resto de agentes que se encontraban en el lugar.

Se ocupa de las diligencias el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Tudela.

Consulta aquí más noticias de Navarra.