Un coche patrulla de la Policía Nacional
Un coche patrulla de la Policía Nacional CNP - Archivo

La detención se ha producido en el marco de un dispositivo para prevenir la delincuencia en las zonas de ocio de la ciudad de Alicante, según ha informado la Jefatura Superior en un comunicado.

Los hechos ocurrieron en la madrugada de este pasado viernes, 17 de agosto, cuando los sospechosos, tras arremeter contra los empleados por recriminarles el consumo de drogas, salieron a la carrera para intentar evitar su detención al oír cómo varios testigos avisaban a la Policía.

En su huída, los ahora arrestados arrollaron una valla de cristal valorada en más de 400 euros, motivo por el que han sido imputados por delito de lesiones y otros daños.

Tras recibir el aviso, el 091 envió al equipo de la Unidad de Prevención y Reacción, que prestaba servicio en la capital alicantina en el marco del dispositivo especial para la prevención de hechos delictivos en zonas de ocio.

Los policías, después de seguir la descripción aportada por las víctimas, interceptaron a los tres presuntos autores en las inmediaciones de la discoteca, donde fueron detenidos.

PREVENCIÓN DE VIOLENCIA EN LOCALES DE OCIO NOCTURNO

Esta operación se enmarca en el dispositivo especial desplegado por la Policía durante la época estival, donde agentes especializados de la Unidad de Prevención y Reacción y del Grupo de Repuesta tratan de velar por la seguridad en las áreas de ocio nocturno.

El objetivo de la campaña es prestar un servicio rápido y eficaz ante cualquier incidencia que pudiera surgir en torno a estas zonas. Para ello, varios equipos patrullan de madrugada e intervienen en caso de conflicto.

Consulta aquí más noticias de Alicante.