Las playas de Benidorm son las únicas de España que cuentan con vigilancia los 365 días del año. Desde primera hora de la mañana agentes de la Policía Local se preparan para sobrevolar las playas a vista de pájaro.

Además, a bordo de la lancha se detectan conductas peligrosas y a algún bañista en apuros.

Mientras, en la orilla se vigila, se advierte, se alivian picaduras, pero también se ejerce una labor preventiva. Grandes responsabilidades por las que este sector reclama mayor reconocimiento.

Consulta aquí más noticias de Alicante.