Según ha asegurado la FEHV en un comunicado, esta situación se produce "en plena temporada alta". En ocasiones, estas personas llevan altavoces "emitiendo música a altos niveles sonoros" o bien celebran 'botellones' en las puertas de los establecimientos, con lo que se generan "situaciones incómodas" con los clientes.

Desde la Federación se recuerda la prohibición de consumir alcohol en vía pública, de comer y beber en playas y paseos marítimos, así como de la instalación de fuentes sonoras como altavoces. De la misma manera, denuncia que en la zona se concentra un "gran número" de gorrillas que provocan en ocasiones situaciones "de tensión" con los clientes que quieren aparcar sus vehículos.

La FEHV denuncia que estas situaciones "chocan" con el "esfuerzo" de los empresarios hosteleros de la zona "por ofrecer un servicio de calidad basado en el respeto por el entorno". Los hosteleros recuerdan que que la playa de Pinedo se encuentra dentro de un espacio protegido, por lo que las medidas de control "deberían ser exhaustivas, principalmente en esta época del año caracterizada por una gran afluencia de personas".

Igualmente, desde la FEHV se exige un "mayor esfuerzo" del Ayuntamiento en el control de la depuradora "para evitar vertidos de aguas fecales que pongan en riesgo la salud pública y la imagen de las playas de la ciudad, tal y como ha ocurrido los dos últimos días".

Consulta aquí más noticias de Valencia.