La Policía ha detenido este miércoles en una operación contra el tráfico de drogas en Galicia a 22 personas (18 en tierra y 4 tripulantes de barco), entre ellas Manuel Charlín Gama, el patriarca del conocido como clan de los Charlines, y a uno de sus hijos, Melchor Charlín Pomares. 

Fuentes policiales han confirmado las detenciones, que se han producido durante la mañana de este miércoles, en su mansión situada en Vilanova de Arousa (Pontevedra), en el marco de una operación contra el tráfico de drogas, que todavía está en marcha.

La Policía espera más detenciones y ha realizado registros en las localidades gallegas de Boiro, Riveira, Villagarcía de Arousa, Vilanova de Arousa y Cambados; en Marbella (Málaga); en Huelva; y en Yuncos (Toledo). Además de los Charlines han sido arrestados en el marco de esta operación otros personajes relacionados con el mundo del narcotráfico como Jacinto Santos y José Andrés 'Charly' Bóveda, quien nunca ha sido condenado por esta actividad delictiva. Este último es propietario de un astillero, en el puerto de Tragove, Cambados.

Se trata de una macrooperación contra una organización dedicada a la importación, el transporte y el alijo de drogas y los investigadores, según destacan las fuentes, están abordando todos esos frentes.

Detenidos tripulantes del barco

En este sentido, el Juzgado de Instrucción número 4 de Vigo ha decretado el ingreso en prisión de los cuatro tripulantes, dos españoles y dos senegaleses, del barco que portaba la cocaína que una organización pretendía introducir en las costas gallegas, de la que formaban parte Charlín y su hijo.

El barco fue abordado por las fuerzas de seguridad cerca del archipiélago portugués de las Azores y está siendo remolcado a un puerto de Canarias, adonde tiene previsto llegar la próxima semana. La causa se sigue por los delitos de tráfico de drogas en cantidad de notoria importancia y en el seno de una organización criminal, señalan fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Galicia, que detallan que el juez tomó este miércoles declaración a los tripulantes por teléfono satélite con el patrullero que los escolta.

Clave en la historia del narcotráfico en España

Manuel Charlín, con una larga ficha policial y judicial; con 85 años, es considerado una persona clave de la historia del narcotráfico en España. Ya había pasado por la cárcel cuando su nombre saltó a los medios de comunicación en 1990 a raíz de la Operación Nécora, desarrollada por el entonces juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón en 1990. Fue el primer gran golpe asestado a las bandas del narcotráfico que operaban en las rías gallegas.

En 1999 la Audiencia Nacional le condenó a 20 años de cárcel por organizar el transporte en barco de 600 kilos de cocaína desde Colombia hasta las costas de Galicia y en 2003 volvió a ser condenado, junto a otros trece miembros del clan, a 15 años por los delitos de blanqueo de dinero procedente del narcotráfico y fraude fiscal, aunque el Supremo rebajó después esa pena a 13 años.

En 2010 Manuel Charlín salió en libertad gracias a la nueva doctrina de refundición de las penas.