El juez manda investigar a las personas alojadas en las inmediaciones del pantano de Susqueda por el crimen

Mossos d'Esquadra, durante una reconstrucción del doble crimen del pantano de Susqueda (Girona) a la que fue conducido el presunto autor de los asesinatos, Jordi Magentí.
Mossos d'Esquadra, durante una reconstrucción del doble crimen del pantano de Susqueda (Girona) a la que fue conducido el presunto autor de los asesinatos, Jordi Magentí.
ROBIN TOWNSEND / EFE

Los investigadores del crimen de Susqueda, el pantano donde dos jóvenes fueron asesinados hace casi un año, deberán analizar nuevas líneas de investigación después de que la Audiencia de Girona haya aceptado muchas de las diligencias solicitadas por la defensa del presunto autor del doble homicidio, que en su momento fueron denegadas por el juez instructor. Este movimiento jurídico ofrece así la vía a que se abran nuevas líneas de investigación.

El letrado de Jordi Magentí, detenido por los asesinatos de los jóvenes Marc y Paula, había reclamado que se identificase a las personas alojadas y a los trabajadores de dos establecimientos muy próximos al escenario de los hechos, uno de turismo rural y el otro, una comunidad terapéutica.

La interlocutoria del juez instructor únicamente consideraba posible la presencia en el lugar de Jordi en virtud de las pruebas de localización del móvil y a cámaras de vigilancia de la zona. Sin embargo, la Audiencia entiende que "la proximidad geográfica de estos establecimientos" y "la posibilidad de acceso a pie" por caminos que escapan a la cobertura de las cámaras por parte de personas carentes de teléfono abren "una vía que se considera conveniente investigar".

También se da marcha atrás a la decisión de no comprobar los antecedentes penales de esos alojados y trabajadores por vulneración de su derecho a la intimidad ante la gravedad de los crímenes. Otras diligencias admitidas ahora son la de la declaración del jefe de la Unidad de Personas Desaparecidas de los Mossos d'Esquadra y la de determinar el punto exacto en el que apareció el vehículo de las víctimas, y se insta al juez instructor a que se pronuncie sobre la solicitud de que también se haga del lugar desde el que se lanzaron los cuerpos al pantano y el kayak que transportaban.

La Audiencia reitera que "no se puede dejar escapar posibilidad alguna ni vía que pueda esclarecer el delito ni que sea para descartar líneas e hipótesis de investigación", ya que hay que "agotar todas las posibilidades". "La instrucción no tiene por objeto validar una única línea de investigación por más plausible que parezca a priori", añade esta nueva interlocutoria, que destaca la importancia de defender "el principio de igualdad" para todas las partes.

El pasado 26 de julio el titular del Juzgado de Primera Instancia número 2 de Santa Coloma de Farners impuso una fianza de 460.000 euros a Jordi Magentí, presunto autor del asesinato de dos jóvenes en el pantano de Susqueda (Girona) el 24 de agosto de 2017, para cubrir eventuales indemnizaciones de los familiares de las víctimas.

En un auto, el juez afirmaba que existían "suficientes indicios de criminalidad" para fijar la fianza, ya que la investigación policial había revelado que el procesado era la única persona que se encontraba en el momento y en el lugar de la comisión del crimen, en la playa de Rierica del pantano de Susqueda.

Además, según el auto, el acusado, que estuvo en la cárcel 12 años por matar a su mujer,se encontraba en posesión ilegal de armas blancas, por lo que el juez lo consideraba el principal sospechoso de haber disparado a los dos jóvenes y de haber hundido posteriormente sus cadáveres y su coche en el pantano.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento