Crimen de Susqueda
Los dos jóvenes asesinados en el pantano de Susqueda. Mossos

Medio año después de que Paula M. P., de 21 años, y Marc H.L., de 23, fueran asesinados en el pantano de Susqueda, en Girona, los Mossos d'Esquadra han detenido este lunes a dos personas por su presunta vinculación con ambas muertes. El primer arrestado y principal sospechoso es un vecino de la localidad gironesa de Anglès. Los agentes también han detenido después a uno de sus hijos.

Los jóvenes desaparecieron el 24 de agosto, cuando habían ido a practicar kayak al pantano, y sus cuerpos fueron hallados en el mismo lugar un mes después.

Estas son las principales claves de este doble crimen.

Desaparecidos: Los dos jóvenes desaparecieron el 24 de agosto. El último sitio que preveían visitar era el pantano de Susqueda. Paula y Marc no contactaron con sus familias ni un presunto secuestrador pidió rescate alguno.

El kayak: El sábado tenían previsto pasar la jornada haciendo piragüismo en la zona. El kayak de Marc se encontró en la laguna medio desinflado el día 27 de agosto; tenía los tapones quitados y estaba rajado.

El coche: El Opel Zafira, propiedad de Paula, fue localizado un día después de aparecer la embarcación de su novio. Estaba a siete metros de profundidad y vacío. No había nada  en su interior. Tenía metida una marcha y la ventanilla bajada. Las llaves estaban puestas y el freno de mano quitado, según informó El País. La pareja había pensado pasar un día en la naturaleza y comentado a su familia que usarían el coche para pernoctar. El conseller de Interior, Joaquim Forn, confirmó que el coche encontrado en el pantano "no cayó por accidente" sino que "alguien lo empujó".

Hallazgo de dos cadáveres: La sequía, unida a la descomposición de los cuerpos que hace que se llenen de gas, provocó que dos cadáveres desnudos aparecieran en el pantano el 26 de septiembre. Uno, el de la joven, flotaba sobre el escaso y turbio caudal de la laguna mientras que el otro, el del chico, había encallado en una pared lateral.

Confirmada la identidad: Tres días después, las autopsias determinaban que los cuerpos eran los de la pareja

Muerte violenta: El cadáver de Marc presentaba lesiones por arma blanca en el torax. El cuerpo de Paula tenía un disparo de bala en la cabeza.

Hundidos a propósito: El autor del doble crimen intentó borrar las huellas. El cuerpo de él llevaba a la espalda una mochila cargada de piedras. El de ella también pudo tener algún tipo de contrapeso, que la corriente, previsiblemente, liberó con el paso de los días.

Condenado en 1997: Jordi Magentí Gamell, vecino de la localidad gironesa de Anglès, ha sido arrestado este lunes como presunto autor del doble crimen. La detención se ha llevado a cabo en Santa Coloma de Farners. Este hombre, de 60 años, ya fue condenado a quince años de cárcel por matar a su esposa hace 21 años.

Frecuente en la zona: Los agentes han detenido a Jordi tras corroborar a partir de distintos indicios de que se encontraba en el pantano el día del crimen, así como en otras ocasiones, ya que cazaba y pescaba en las inmediaciones. No tenía relación con las víctimas ni con sus familias.

¿Actuó solo?: Por la complejidad de los hechos se barajó la posibilidad de que el asesinato de la joven pareja hubiese sido perpetrado por más de una persona. Posteriormente se consideró que Magentí Gamell actuó solo, pero tras su detención se ha procedido a arrestar también a uno de sus hijos por su posible vinculación con los hechos.

Pistola: Los Mossos hallaron una pistola, junto a otra de fogueo, en la casa del presunto autor del crimen un día después de su detención. A falta del análisis balístico, el arma no presenta coincidencias con el del homicidio.

Consulta aquí más noticias de Girona.