Santi Potros
Santi Potros a la salida de una comida privada en Lasarte-Oria. EFE

El histórico dirigente de ETA Santiago Arrospide Sarasola, Santi Potros, ha sido recibido en su localidad natal, Lasarte-Oria, con una comida celebrada en el interior de una sociedad vinculada a la izquierda abertzale, pero no ha sido convocado ningún homenaje público.

Arrospide ha abandonado este domingo la prisión de Topas (Salamanca) después de cumplir 31 años de prisión por 40 asesinatos y se ha dirigido a su localidad natal, donde se podían ver algunas pancartas en las que se le daba la bienvenida.

El antiguo dirigente de la organización terrorista ha participado en una comida privada, en el interior de una "herriko taberna" de la localidad, la sociedad Xirimiri, en compañía de amigos y familiares, pero no se ha convocado ningún acto público de homenaje.

La posibilidad de que Arrospide fuera objeto de homenajes a su salida de prisión había sido apuntada por representantes de las víctimas del terrorismo y el Gobierno, a través del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, había advertido de que permanecería vigilante para perseguir cualquier acto que pudiera constituir delito.

El presidente del PP, Pablo Casado, ha instado este domingo en Vitoria a "extremar las precauciones" para impedir los homenajes a presos de ETA, y en particular a Santiago Arrospide.

Santi Potros ha salido de la cárcel de Topas a las 8.15 horas y ha viajado en coche hasta Lasarte-Oria, donde ha participado en la comida de bienvenida en la citada sociedad, de la que ha salido a las 18.30 horas y, rodeado de unas 20 personas, se ha montado en un coche y ha abandonado el lugar.