Carteristas en el metro de Barcelona
Carteristas en el metro de Barcelona. MOSSOS D'ESQUADRA

Los Mossos d'Esquadra han desarticulado un grupo criminal de carteristas reincidentes que actuaban de manera estable e intensiva en el Metro de Barcelona, y que en nueve meses han acumulado un total de 1.273 identificaciones policiales y 568 denuncias.

La banda estaba formada por seis miembros, la primera de las investigadas fue denunciada el pasado 13 de octubre, aunque el grupo llegó a Cataluña de manera escalonada desde Rumania a principios de año, según han informado los Mossos este domingo en un comunicado.

Solían actuar en grupos de dos a cuatro personas, seleccionaban a sus víctimas, preferiblemente mujeres de edad avanzada y turistas, y actuaban en las escaleras y pasillos del suburbano.

Su actividad delictiva se centraba básicamente en las estaciones de Urquinaona, Sagrada Família, Espanya, Sants Estació y Passeig de Gràcia, y robaban dinero, cámaras y teléfonos móviles.

Dos miembros del grupo fueron detenidos el pasado 1 de agosto, y después de pasar a disposición judicial y quedar en libertad, una patrulla de la Guardia Urbana las detuvo in fraganti cuando asaltaban un nuevo turista para extraerle sus pertenencias.

El resto del grupo habría huido del país después de constatar la presión policial, por lo que tienen órdenes de busca y captura y por el momento no se les ha vuelto a localizar en el Metro.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.