Arenal Sound
Imagen de archivo del festival Arenal Sound. ARENAL SOUND

Más de 30.000 jóvenes han llegado ya a Burriana (Castellón) para el Arenal Sound después de que en la noche de este lunes la organización del festival de música adelantara ocho horas el inicio de las acreditaciones ante las larguísimas colas de sounders venidos de toda España que ansiaban un buen sitio en las zonas de acampada.

La organización tenía previsto adelantar las acreditaciones, algo que ya hizo el año pasado ante los miles de jóvenes que hacían cola desde la noche de antes de abrir las taquillas y para prevenir aglomeraciones en las calurosas horas de la mañana, según explican desde la organización.

A las 3.30 horas ya no había cola y la mayoría de los jóvenes estaban ya instalados y a mediodía de este martes ya eran 30.000 los acreditados de los cerca de 60.000 que se esperan el jueves, día en el que comienzan los conciertos con reclamos como Dimitri Vegas & Like Mike, Steve Aoki, Azealia Bank, James Blunt o Bad Bunny.

Aún seguirán llegando jóvenes en los autobuses oficiales que han comenzado a las 05.00 horas a trasladar hasta Burriana a más de 13.000 personas desde muchas ciudades españolas.

Que empiece el 'show'

La fiesta ha comenzado con la que ya es la imagen más vista en televisión y redes sociales del Arenal Sound: la fiesta con DJs en la piscina en el escenario Inside Pool Stage.

A las 12.00 horas ha abierto la puerta el recinto —solo en su parte de la playa— para acoger a cientos de jóvenes que se han hecho con los primeros sitios en la abarrotada piscina instalada junto a la playa y frente a la torre de pinchadiscos por la que pasarán Smash the Ravers, Rocket Dj, Bitches Deejays, Percebes y Grelos & Kikillo y Sergi Kylven.

Una fiesta que acabará a las 21.00 horas pero que tendrá su continuidad en las zonas de acampada Malvarrosa y Arenal, donde se han instalado tres puntos con música para que los sounders puedan continuar allí la fiesta, según ha explicado la organización.

Con la emoción del primer día y para muchos del primer Arenal, aquellos jóvenes que han conseguido hacerse con una entrada —agotadas hace más de seis meses— han disfrutado de las primeras horas de playa y fiesta.

Aunque las terrazas de bares y restaurantes del pueblo y de la zona de la playa sigan estando pobladas casi en exclusiva por la clientela habitual, los supermercados se han convertido desde primera hora en lugar de peregrinaje para hacerse con las vituallas necesarias para los días de festival.