La tasa de empleo femenina es 15 puntos inferior a la masculina y la brecha salarial es del 24,7%, según el CESRM

  • MURCIA, 28 (EUROPA PRESS)
Una investigadora trabajando en los laboratorios del Hospital Miguel Servet
Una investigadora trabajando en los laboratorios del Hospital Miguel Servet
EUROPA PRESS - Archivo

El Consejo Económico y Social de la Región de Murcia (CESRM) ha lamentado que la mujer presenta una tasa de empleo unos 15 puntos porcentuales inferior a la masculina en la Comunidad, mientras que las condiciones laborales son más adversas y la brecha salarial casi no ha dejado de crecer desde 2008 y asciende al 24,7% en 2016, adelantando por 2,4 puntos porcentuales la existente en España.

Frente a ello, el CESRM propone realizar un cambio legislativo progresivo que favorezca la actualización de las leyes en materia de igualdad entre mujeres y hombres, así como de protección contra la violencia de género en la Región de Murcia e inclusión de determinados colectivos desfavorecidos, así como intensificar las acciones de mejora de las condiciones laborales.

Así aparece reflejado en el capítulo de la Memoria de la situación socioeconómica y laboral del CESRM del año 201 dedicado al análisis de la situación sociolaboral femenina, y que ofrece conclusiones que revelan "notables desigualdades" en diferentes ámbitos como, por ejemplo, que las actividades que desempeña la mujer son mayoritariamente de escasa calidad (el 56% de baja o nula cualificación), y además están muy concentradas en papeles asociados a su género.

La tasa de paro, por otra parte, es "sensiblemente más elevada en la cohorte femenina", y las condiciones laborales de la mujer son más adversas, con tasas de trabajo a tiempo parcial y temporal "mayores que las del hombre". Además, la participación de las mujeres en mercados de trabajo secundarios en mayor medida que los varones se refleja en los niveles salariales de unas y de otros.

Por otro lado, la cuantía del salario medio anual de las trabajadoras de la Región se encuentra entre las más bajas de las comunidades autónomas, y la negociación colectiva avanza con extrema lentitud en lo que concierne a la implementación de planes de igualdad en las empresas.

El CESRM admite que la legislación ha mejorado en el sentido de impulsar los permisos de paternidad conducentes a un reparto más equitativo del trabajo reproductivo, pero advierte que sigue siendo la mujer quien asume mayoritariamente la labor cuidadora de los hijos en los primeros meses de vida. Además, señala que las desigualdades apuntadas son más acentuadas en las mujeres con discapacidad.

Corregir las situaciones de desigualdad de la mujer en la sociedad, según el CESRM, "exige actuaciones transversales en diferentes aspectos, aunque el cumplimiento del actual marco normativo supondría ya un avance importante".

RECOMENDACIONES DEL CESRM

Entre las medidas propuestas por el CESRM para combatir esta situación se encuentra promover acciones institucionales que ofrezcan una imagen normalizada de la mujer en los medios de comunicación social, encaminadas a sensibilizar a la sociedad sobre materia de igualdad por razón de género y su relación con el desarrollo de actividades profesionales.

Asimismo, insta a intensificar las acciones de mejora de las condiciones laborales de la mujer a partir de la promoción de contratos estables que reduzcan la alta rotación en el empleo femenino, y acrecienten la calidad de vida de la mujer a través de empleos con más calidad.

En este sentido, el CESRM confía en que las medidas para eliminar la brecha de género en el ámbito laboral que actualmente negocian el gobierno regional y los agentes sociales supongan un avance importante, e insta a agilizar el proceso.

Por otro lado, propone desarrollar mecanismos de auditoría y transparencia en materia de políticas salariales en el contexto de organizaciones y empresas, que permitan visibilizar la brecha de género en este ámbito y contribuir a su paulatina erradicación.

En cuanto a la negociación colectiva, el Consejo cree que sería recomendable el establecimiento de medidas concretas en materia de igualdad de género que pudieran actuar a modo de verdaderos planes de igualdad de ámbito sectorial; igualmente, la mejora de la obligación legal de elaborar planes específicos de igualdad en las empresas incluidas en el ámbito de aplicación del convenio, aunque su número de trabajadores esté por debajo del requerimiento legal, puesto que nada impide que las de menor plantilla puedan acordarlos.

Asimismo, plantea la necesidad de potenciar las acciones, con base legislativa, que estimulen el desarrollo de la actividad emprendedora en la mujer a través de diversas medidas, como la flexibilidad en la financiación, reducción de cuotas a la Seguridad Social, exenciones fiscales, subvenciones adaptadas a las necesidades de inversión y simplificación de los trámites técnicoburocrático-administrativos.

También propone implementar acciones formativas de refuerzo orientadas a las capacidades y actualización de conocimientos en mujeres que, tras un tiempo apartadas del mercado de trabajo por razones de conciliación, adquieran competencias clave para su incorporación al mercado laboral.

Finalmente, plantea emprender y proponer mecanismos que identifiquen las desigualdades y discriminaciones en razón de género en los sistemas de protección social así como medidas correctoras de las mismas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento