El cadáver ha sido encontrado dentro del agua por los buzos de la Guardia Civil en el río Júcar alrededor de las 21.45 horas, frente al restaurante que hay en esta zona de baño y ya cuando estaba a punto de suspenderse la búsqueda hasta las 8.00 horas del viernes, según han explicado a Europa Press fuentes que han participado en el operativo.

A pesar de no ser una zona difícil de rastrear y con poco caudal, las tareas se han demorado más debido a la suciedad de agua.

Al lugar de los hechos ha acudido un grupo de intervención psicológica de Cruz Roja para atender a los familiares de la víctima, que se había desplazado esta tarde allí para seguir las labores de búsqueda. La joven tenía antecedentes de epilepsia.

El aviso de la desaparición ha tenido lugar a las 15.20 horas. Según testigos presenciales, ha sido la hermana de la fallecida la que ha alertado al personal de la Playa Artificial al no encontrarla en la sombrilla donde ambas tomaban el sol y donde habían quedado sus efectos personales.

Durante toda la tarde han participado en la búsqueda diferentes efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que han centrado sus tareas en rastrear el río.

En las labores han intervenido los GEAS, Guardia Civil, Policía Local, Nacional, Bomberos y Protección Civil.

Consulta aquí más noticias de Cuenca.