Taylor Swift
Taylor Swift, en plena actuación de su gira 'Reputation Stadium Tour'. GTRES

Taylor Swift quiere relanzar su carrera en el mundo del cine y lo va a intentar con Cats, el éxito de Broadway, en una versión que dirigirá Tom Hooper. La reina del pop y del country norteamericana ya se ha dejado ver esporádicamente en el cine: hizo pequeños papeles en Valentine’s Day (2010) y The Giver (2014). Además, ha puesto música a dos exitosas películas de animación como Mascotas y Canta.

Alta, bella, poseedora de unos preciosos ojos azules y el cabello dorado, parece la viva imagen de una princesa dulce, y delicada, pero sobre el escenario se convierte en una auténtica leona, pasional y segura de sí misma, sugerente y muy sexy. Cualidades que va a tener que demostrar en su próxima incursión cinematográfica, dando vida a uno de los personajes de Cats.

En el reparto, la cantante estará acompañada por Jennifer Hudson, ganadora del Óscar a la mejor actriz secundaria por Dreamgirls (2006), Ian McKellen, Gandalf en El Señor de los Anillos, y James Corden. Taylor Swift editó en 2017 Reputation, su último disco.

Por otras mujeres y por ella misma

Este año, la ganadora en los últimos Billboard del premio a mejor artista femenina y al disco más vendido no dudó en sumarse al movimiento #MeToo (“Yo también”) que insta a las mujeres de todo el mundo a denunciar abusos sexuales en su contra, tras el escándalo contra el productor cinematográfico Harvey Weinstein, y en el que también participan otras poderosas mujeres de Hollywood, creando un fondo legal contra abusos sexuales de las mujeres.

No hay que olvidar que Swift ganó el año pasado una demanda contra el locutor David Mueller, acusado de “manosearle el trasero”, que fue despedido de la cadena KYGO_FM. La cantante tan solo pedía una compensación de un dólar porque lo que realmente pretendía, explicó, era que el litigio sirviera “de ejemplo a otras mujeres que pueden resistirse a revivir públicamente actos igual de humillantes e indignantes”.

Sin embargo, Swift no comenzó el año con buen pie, pues sufrió la amenaza de un acosador que amenazaba con matarla a ella y a toda su familia, con mensajes que remitía a su padre, Scott Swift. Luego, un empleado de una inmobiliaria de Nueva York la demandó, reclamándole el pago de un millón de dólares en comisión por la venta de una propiedad en Manhattan. La acusa de haberle excluido del cierre del trato de compra de la propiedad en Tribeca.

Entre las mejor pagadas

Taylor Swift ha sido la cantante más joven en la historia de los Grammy al alzarse con el premio al mejor álbum, en 2010, cuando tenía 20 años. La revista Forbes la ha situado varios años como el personaje famoso con mayores ingresos del mundo y una de las más seguidas en la Instagram junto a otras de sus compañeras como Ariana Grande, Beyoncé o Selena Gómez.

Mujer temperamental, tuvo una gran amistad con Rihanna, que acabó en un enfado que no dudaron en airear en las redes sociales, sin embargo, la cantante de Barbados, restañadas ya las heridas entre ambas, no ha dudado en declarar en una revista que Taylor Switf “es mejor ejemplo a seguir que yo”.

Las redes sociales también han sido testigo de la vida amorosa de la cantante. Además de su pareja en la adolescencia, la cantante salió con, Tay, uno de los hermanos de los Jonas Brothers. No tuvo ningún problema en compartir el nombre con su siguiente amor, Taylor Lautner, aunque el amor le duró solo tres meses. El actor Jake Gyllenhaal también se unió a la joven estrella y después de él llegaron las desavenencias con Calvin Harris y Tom Hiddleston, relaciones que tampoco prosperaron.