Una actuación en America's Got Talent acabó con un accidente que pudo tener consecuencias muy graves cuando un número de trapecio salió mal mientras las cámaras grababan.

Mary y Tyce eran los concursantes, marido y mujer y comenzaron a hacer su número de trapecio extremo, en el que ella ejecutaba peligrosas piruetas a varios metros de altura mientras su marido hacía de portor sosteniéndola en el último momento para evitar que cayera. 

Sus peligrosas acrobacias ponían los pelos de punta al jurado, especialmente a Heidi Klum, Mel B y Howie Mandel, que sufrían viendo las acrobacias, que la pareja realizaba sobre una lengua de fuego situada en el escenario.

Pero en el último número Mary se dejaba caer boca abajo, resbalando por el cuerpo de su marido, con la idea de que éste la sujetara por los pies en el último momento, evitando que cayera. Pero algo fue mal y a Tyce se le resbalaron los tobillos de la trapecista, cayendo ésta al suelo.

La escena era aún más dramática teniendo en cuenta que entre el público estaba la madre de la artista y su hijo de dos años, viendolo todo.

Tras unos segundos agónicos la trapecista se levantó sana y salva gracias a la gruesa alfombra de seguridad que evitó que se lesionara, aunque no habría impedido que "se partiera el cuello" como hizo ver otro de los miembros del jurado, Simon Cowell.

La pareja se ofreció a repetir el número, pero tanto Mel B como el actor Ken Jeong se negaron en rotundo. "Esto no es America's Got Perfection, es America's Got Talent, nadie puede hacer eso", dijo el actor.

A pesar del fallo y del susto, el jurado decidió que la pareja pasara a la siguiente fase del concurso de la NBC que en España emite Telecinco.