La patrulla dio la señal de alto y parada a un vehículo que se aproximaba al lugar pero su conductor, que fue reconocido visualmente por los integrantes del control, lejos de aminorar la marcha y detenerse, hizo caso omiso a las señales e indicaciones de los agentes y se dio a la fuga.

A gran velocidad y con manifiesto desprecio por su propia vida, la de su acompañante y la del resto de usuarios de la vía, huyó del lugar, a pesar de las insistentes señales acústicas y luminosas del vehículo oficial que lo seguía para que depusiera su actitud y se detuviera.

Los agentes, que no conseguían interceptarle en los primeros instantes, desistieron de continuar para no poner en peligro la vida de las personas, ya que el vehículo huido circulaba a gran velocidad por las estrechas y peligrosas travesías de las localidades que encontraba a su paso.

Plenamente identificado, más tarde fue localizado e investigado por los hechos citados, comprobándose que carecía del Permiso de Conducción para conducir el vehículo en cuestión, así como que tenía la Inspección Técnica de Vehículos caducada desde el pasado mes de mayo, mes en el que le había vencido el Seguro Obligatorio de Vehículos por lo que carecía del mismo.

Consulta aquí más noticias de Burgos.