Cada día se conocen nuevas informaciones sobre la presunta célula islamista desarticulada el día 19 en Barcelona.

El País, en su edición de hoy, revela parte de la declaración del testigo protegido que permitió desarrollar la operación policial.

El confidente relata que llegó a Barcelona procedente de Francia el 16 de enero para incorporarse a la célula islamista, momento en el que le fueron desvelados los planes para cometer tres atentados en España y otros ataques en Francia, Alemania, Portugal y Reino Unido.

¿Por qué en el metro?

La idea, según el testigo protegido, era atacar en el metro de Barcelona y no en otro lugar porque, como le explicó uno de los supuestos suicidas "si atacamos en el metro, los servicios de emergencia no pueden llegar".

El ataque tenían pensado llevarlo a cabo en pareja y en distintas estaciones. El artefacto explosivo lo llevarían en una mochila y "una tercera persona lo detonaría con un mando a distancia".

Otro de los datos que se ha conocido tras la declaración del confidente es que el ataque iba a ser reivindicado por Al Qaeda, en concreto sería el dirigente tribal paquistaní Baitulá Mehsud, al que Mucharraf atribuye el asesinato de Benazir Bhutto.