Marcha en Chicago por el 'Black lives matter'
Marcha en Chicago por el 'Black lives matter' por la muerte del joven Laquan McDonald en 2014. EFE

La Policía de Chicago  (Estados Unidos) está en el disparadero por la muerte de un ciudadano afroamericano que presuntamente fue disparado por unos agentes. Un nuevo caso de este tipo que ha desatado protestas en el estado de Illinois.

Según Fox News, los policías implicados dijeron que Harith Augustus, de 37 años, tenía una pistola semiautomática enfundada en la cintura cuando los oficiales lo enfrentaron en el lado sur de la ciudad. Según el jefe de patrulla, Fred Waller, Augustus se liberó y huyó de los oficiales, que creían que "parecía estar buscando un arma" y le dispararon.

La muerte del hombre provocó protestas el sábado por la noche. Cuatro manifestantes fueron arrestados después de varios estallidos de escaramuzas; algunos oficiales sufrieron heridas menores por piedras y botellas arrojadas, algunas llenas de orina. Los agentes, según testigos, tiraron a la gente al suelo y los golpearon con porras. Dos coches patrulla también fueron dañados en las movilizaciones.

"Si esperamos que los vecindarios cooperen con la policía, tenemos que hacer nuestra parte para permanecer transparentes", explicaron algunos responsables del cuerpo tras lo sucedido.

Estas situaciones de tensión recuerdan a las que se produjeron en 2014, como protesta ante un vídeo en el que se ve a un agente acabar con la vida de Laquan McDonald, después de dispararle.