Uno de los canes ahorcados el miércoles
Uno de los perros que mataron el pasado miércoles. Amics dels Animals del Segrià

La protectora de animales 'Amics dels Animals del Segrià', de Lleida, ha vuelto a sufrir un nuevo ataque. Apenas dos días después de que alguien entrara en sus instalaciones y ahorcara a dos de sus perros, alguien ha vuelto a agredir a otra perra, al parecer con una barra de hierro.

Desde la protectora leridana, su presidenta -Charo Mateos- denuncia la "total indefensión" en la que se encuentran. Puesto que tal y como aseguran, sus instalaciones son “precarias -en régimen de alquiler- y están en condiciones infrahumanas", puesto que atienden a alrededor de 200 perros. Solicita, además, que el Ayuntamiento les ceda "un terreno más idóneo" y, "que se impliquen más".

Uno de los canes murió asfixiado tras ser arrastrado con una cuerda

Los perros que murieron el miércoles se encontraban atados y totalmente indefensos en el momento de la agresión. Uno de ellos, Boni, fue ahorcado en la puerta del refugio tras ser atado con un mosquetón. El animal tenía la boca ensangrentada y signos evidentes de haber luchado por sobrevivir.

El segundo de los canes, Tito, murió asfixiado tras ser arrastrado con una cuerda hasta el exterior del recinto. Estas no han sido las únicas torturas que han tenido lugar en el recinto, puesto que hace aproximadamente tres años un perro fue ahorcado dentro de su jaula.

Tras comprobar semejante horror, la protectora de animales dio parte a los Mossos d'Esquadra, quienes se personaron en la zona. No obstante, ayer, una voluntaria de la asociación encontró, como viene siendo habitual en Amics dels Animals, a un cachorro atado a las puertas del refugio.

Desde la protectora leridana insisten en que haya una mayor vigilancia en la zona y que se preste más atención al trabajo que desempeñan de forma altruista.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE LLEIDA.