Trump y la reina de Inglaterra
Momento incómodo entre Donald Trump y la reina Isabel II de Inglaterra al pasar revista a la guardia real. TWITTER

La visita del presidente de EE UU, Donald Trump, al Reino Unido ha dejado ya varias imágenes embarazosas y anécdotas con la reina Isabel II de Inglaterra, a la que hizo esperar durante más de 10 minutos para tomar el té y posteriormente llegó a desesperar en el paso de revista de la guardia real.

Según han informado varios medios y periodistas británicos, el mandatario estadounidense obvió la estricta puntualidad británica e hizo esperar a la reina, de 92 años, durante más de 10 minutos en una carpa instalada especialmente para la ocasión en el castillo de Windsor.

La monarca incluso tuvo que mirar el reloj para comprobar que había llegado en hora a la cita del té con el presidente Trump.

Poco después, Trump llegó acompañado por su mujer, Melania, para tomar el té. Tras ese encuentro, llegó el segundo momento embarazoso de la tarde. Reina y presidente se levantaron para dirigirse al pasillo de la guardia real para pasar revista a las tropas.

Según marca el protocolo, la reina debe caminar siempre por delante de los demás. Sin embargo, Trump fue por libre, haciendo caso omiso de las indicaciones que le estaba dando la monarca en ese momento y llegó a taparla al ponerse delante. Finalmente, Isabel II optó por apurar el paso y ponerse al lado de Trump, tal y como se aprecia en las imágenes.