El magnate de Hollywood Harvey Weinstein ha vuelto a declararse no culpable este lunes en su segunda lectura de cargos por múltiples delitos graves por delitos sexuales en una corte de Nueva York.

Weinstein acudió a una breve audiencia en Manhattan en la que se realizó la lectura formal de la denuncia penal que establece los cargos ampliados en su contra, que involucran a una tercera acusadora. Fue llevado a la sala del tribunal con las manos esposadas por detrás, aunque luego se las quitaron durante el procedimiento.

El juez ordenó que Weinstein fuese liberado bajo fianza continua –fue liberado con una fianza de 1 millón de dólares en mayo y solo puede moverse por Nueva York y Connecticut– apesar de que los fiscales había pedido arresto domiciliario.

Weinstein se enfrenta a un total de seis cargos por delitos graves relacionados con tres mujeres: dos de agresión sexual predatoria, dos de acto sexual criminal en primer grado, uno de violación en primer grado y otro de violación en tercer grado.

Los cargos están relacionados con diferentes incidentes ocurridos en 2004, 2006 y 2013, unas imputaciones que pueden suponer una sentencia máxima de cadena perpetua, según la Fiscalía de Manhattan.