Boris Johnson
El ministro de Asuntos Exteriores británico, Boris Johnson. EFE/ Neil Hall

El ministro de Exteriores británico, el conservador Boris Johnson, dimitió este lunes de su cargo, según anunció Downing Sreet, despacho oficial de la primera ministra, Theresa May. Su relevo es Jeremy Hunt, hasta ahora en la cartera de Sanidad.

La renuncia de Johnson, uno de los miembros del Gobierno conservador más favorables a un brexit duro, se produce poco después de la dimisión del ministro para la salida de la Unión Europea (UE), David Davis, conocida el domingo por la noche.

En su escrito de renuncia, Davis expresó su disconformidad con la propuesta de futura relación bilateral con el bloque comunitario acordada por el gabinete de ministros el pasado viernes, que contempla la creación de un mercado común de bienes con la UE, lo que fue muy criticado por los diputados conservadores partidarios de un brexit radical.

"Este mediodía, la primera ministra ha aceptado la renuncia de Boris Johnson como ministro de Exteriores", señaló un portavoz de Downing Street en un escueto comunicado.

La nota agrega que May "agradece a Boris su trabajo" al frente del Foreign Office, del que tomó las rindas en julio de 2016, menos de un mes después del referéndum en el que el 51,9% de los votantes se pronunciaron a favor de abandonar la Unión Europea (UE).

Johnson, que fue alcalde de Londres entre mayo de 2008 y mayo de 2016, fue una de las caras más visibles de la campaña favorable al brexit antes de aquel plebiscito.

El hasta ahora responsable de Exteriores criticó la semana pasada el plan de May de formar un "área de libre comercio" con la UE tras el brexit, aunque el viernes, en una reunión de los miembros del Gobierno en la residencia campestre de Chequers, no se opuso de manera formal a su aprobación.

Según reveló la cadena BBC, durante el encuentro a puerta cerrada Johnson argumentó que el plan de May convertiría al Reino Unido en un "Estado vasallo", al comprometerse a cumplir el "libro de normas" comunitario en cuanto al comercio de bienes, a pesar de estar ya fuera del bloque comunitario.

La carta de despedida de Johnson

El ya ex ministro afirmó en una carta para explicar los motivos que le han llevado a dimitir que el proceso del brexit, tal como él esperaba que se desarrollara, es un "sueño" que se está "muriendo".

La salida británica de la Unión Europea "debería ser una oportunidad para hacer las cosas de forma diferente" y "maximizar las ventajas particulares del Reino Unido como una economía abierta, global y con las miras hacia el exterior", señala Johnson en el escrito dirigido a la primera ministra, en el que le comunica su renuncia.

"Ese sueño se está muriendo, ahogado por unas dudas innecesarias", sostiene el exalcalde de Londres, que critica que el plan para el brexit, aprobado de forma colectiva el viernes por el Gobierno británico, significa que el Reino Unido seguirá sin ser un país "independiente" tras abandonar la UE.