El colombiano Jaime García se ha retado a sí mismo y ha batido hoy otro récord mundial , al lograr decir de memoria más de 150.000 decimales del número Pi, ante los alumnos de la Facultad de Matemáticas de la Universidad Complutense de Madrid.

El número Pi, ese número interminable que queda reducido a la cifra de 3,1416 por la mayoría de los estudiantes para hacer sus problemas de matemáticas, puede llegar a superar las 150.000 cifras, pero esto no es lo sorprendente, lo singular es que haya alguien capaz de calcular sobre la marcha todos esos decimales.

"Ahora voy a desconectar de todo y voy a descansar, a pasear y a no pensar en nada".

Si alguien puede hacerlo, ese es Jaime García, conocido como "la computadora humana", que ha afrontado retos tan singulares como averiguar la raíz decimotercera de un número de 100 dígitos en 0,15 segundos, o el cálculo de 1 millón de años del calendario Gregoriano.

Hazañas como esta le han hecho formar parte del libro de récords Guinness en cinco ocasiones y ahora aspira a ser incluido una vez más. Para conseguir este nuevo récord García se ha empleado a fondo. Según contó, durante los últimos meses ha llegado a entrenar "hasta 14 horas al día", aunque lleva "almacenando" en su cabeza el número pi cerca de 15 años.

"Empecé poco a poco, todos los días me aprendía 100 o 150 números".

"Empecé poco a poco, todos los días me aprendía 100 ó 150 números", y así hasta el día de hoy. Las matrículas de los vehículos, las guías telefónicas y cualquier otro objeto que contenga números son las 'pesas' con las que ejercita su mente. También otro de sus retos, el de memorizar un número de 200 dígitos de un sólo vistazo -que fue capaz de repetir de izquierda a derecha y de derecha a izquierda-, le han sido útil para el de hoy.

Relajado y concentrado se mostró ante el público que asistía atónito a los sucesivos cálculos mentales que iba haciendo García, ante la atenta mirada de dos notarios que anotaban y revisaban las cifras. Han sido necesarias 652 hojas para reflejar por escrito todos los dígitos que iba diciendo de memoria y que el público podía seguir en una proyección colocada detrás de García, a la que por supuesto, no tenía acceso.

Hubieran sido necesarios tres días para que "la computadora humana" dijera todos los números, por lo que llegada a la cuarta página fue examinado por algunos miembros del publico. Finalmente, García demostró ante el público madrileño, que no sólo 150.000, sino que es capaz de memorizar 151.204 cifras del pi, algo que verificaron los dos notarios que firmaron el acta que ahora el colombiano enviará al Guinness para que tomen nota de su nuevo récord. Una vez conseguido su objetivo García quiere descansar.

"Ahora voy a desconectar de todo y voy a descansar, a pasear y a no pensar en nada".No obstante, esta mente privilegiada no puede dejar de maquinar y ya sabe cuál será su próximo desafío: calcular calendarios con 14 dígitos. Tantas cifras que marean, pero para García "las matemáticas son un juego" y anima a todos a aprender a disfrutar con los números, algo que, según dijo, cualquiera puede conseguir.