Sánchez recibe sonriente a Quim Torra en La Moncloa
Sánchez y Torra en la Moncloa. EP

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, durante su reunión con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha lucido en la solapa de su traje el habitual lazo amarillo con el que independentismo reivindica la libertad de los políticos catalanes presos.

Sánchez ha recibido este lunes a Torra a su llegada al Palacio de la Moncloa, a quien ha saludado a la entrada del edificio con gesto amable y sonriente.

Sánchez ha esperado a Torra en lo alto de la escalinata que da acceso al palacio y que Torra ha subido en solitario tras dejar el coche que le ha llevado hasta la Moncloa; el encuentro ha dado comienzo a las 11.40 horas, diez minutos más tarde del horario previsto. En un extremo del edificio ondeaban la bandera de España, en un lugar central, y la de la Unión Europea.

El presidente del Gobierno, sonriente, y Torra, algo más serio, se han estrechado las manos y han posado ante los medios de comunicación gráficos con las habituales bandera española y catalana de fondo, en la puerta de entrada.

Los dos han intercambiado algunas palabras mientras se dejaban fotografiar y juntos han enfilado después la puerta de entrada al palacio, momento en el que Torra ha dirigido a Sánchez unos golpes amistosos en la espalda.