Tomarse un café o una caña en los bares de Zaragoza será más complicado durante los meses de la Expo. Está previsto que este verano vengan 4,7 millones de visitantes de fuera de la ciudad, que podrían colapsar los establecimientos de la ciudad, y los hosteleros ya prevén problemas para contratar camareros de refuerzo.

Cada día, según las cifras que maneja Expoagua, Ranillas tendrá entre 68.000 y 96.000 visitas y sólo el 14,1% serán de gente de Zaragoza. Esto implica que, por lo menos, Zaragoza tendrá cada día unas 50.000 personas adicionales que además de ver la Expo visitarán la ciudad y utilizarán sus servicios.

«Lo pasaremos mal. La Expo necesita mucho personal y nosotros cada vez lo tenemos más difícil para encontrar gente», asegura Pedro Giménez, presidente de la Asociación de Bares de Zaragoza.

No encontramos gente, lo vamos a pasar mal este verano"

Los principales problemas de falta de empleados se darán, según los profesionales, en el entorno de la Expo y en la zona Centro. «En los barrios menos céntricos la incidencia será menor», añade Giménez.

Casi 22.000 personas trabajan en el sector hostelero en Zaragoza y se estima que para la Expo sean necesarios casi 4.000 más para reforzar el servicio en hoteles, bares, restaurantes de la ciudad y en el recinto de Ranillas.

Los bajos sueldos y el amplio horario de trabajo son ya las principales trabas con que se encuentran los hosteleros a la hora de contratar personal. El sueldo medio de un camarero en Zaragoza no llega a los 14.000 euros brutos al año, por jornadas de más de ocho horas y trabajo en domingos y días festivos.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ZARAGOZA.