Bernat Soria
El ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, atiende a los periodistas ayer en Madrid (EFE/ VICTOR LERENA) EFE/ VICTOR LERENA

El ministro de Sanidad, Bernat Soria, ha mostrado hoy su satisfacción con la aprobación del primer proyecto de clonación terapéutica en España, que acaba con una etapa "un poco oscura en la historia" del país y permite investigar en una línea prohibida en la anterior legislatura.

El proyecto estudiará dos enfermedades neurológicas sobre células madre

Soria ha recordado que en el despacho que hoy ocupa se le abrió hace seis años un expediente por sus trabajos con células madre en la Comunidad Valenciana.

Ayer la Comisión de Seguimiento y Control de Donación y Utilización de Células y Tejidos Humanos autorizó el primer proyecto que empleará la técnica de clonación terapéutica en el estudio de enfermedades incurables; el equipo responsable de llevarlo a cabo trabaja en el Centro de Investigación Príncipe Felipe de Valencia.

Dos enfermedades investigadas

Soria ha aludido, asimismo, al hecho de que esta investigación se desarrolle en la Comunidad Valenciana, gobernada por el PP, que se opuso a la Ley de Investigación Biomédica (aprobada hace seis meses y que ha abierto la puerta a este tipo de investigación).

 

La ventaja es que al ser células del propio paciente, éste no genera rechazo
La finalidad del proyecto del centro valenciano es estudiar in vitro las bases moleculares de dos enfermedades neurológicas -la epilepsia infantil y la paraplejía espástica hereditaria- sobre células madre obtenidas mediante clonación terapéutica.

La ventaja de este método frente a la utilización de células a partir de embriones sobrantes de las técnicas de reproducción asistida es que al utilizar un clon del propio individuo no hay riesgo de que el paciente desarrolle un rechazo tras el implante de esas células o tejidos.