Patricia Conde
Patricia Conde es la presentadora de 'Ciento y la madre' en Cuatro. Jorge París

Patricia Conde tiene una deuda de 1,8 millones de euros con Hacienda, tal y como dio a conocer el Gobierno la semana pasada en la lista de morosos con el fisco.

Ante esa situación, la presentadora ha querido ser tajante con un comunicado publicado en sus redes sociales en el que asegura que tendrá que ser "un tribunal" el que diga si debe pagar o no. "Todavía no me ha juzgado nadie", asegura.

Además, Conde se ha referido al "público escarnio de los que no saben o no quieren distinguir a un defraudador de uno que se defiende del abuso de Hacienda".

"Os diré que la Agencia tributaria pierde más del 51% de las causas en los tribunales, pero, al fin y a la postre, arruinan lo que has construido", revela la presentadora, quien por otro lado apunta que nunca ha dejado "ni un solo céntimo sin declarar".

La presentadora, en un tono de enfado, escribe que seguirá defendiéndose. "He agotado mi paciencia frente a los que solo buscan escándalos desde el más desgarrador sensacionalismo usando mi nombre", concluyó. 

Nunca me gustaron aquellos que ven cómo están apedreando a alguien y se unen a tal masacre sin preguntar. Quizá porque la desinformación y la ignorancia nos transforma en salvajes. Respecto al último listado de Hacienda para público escarnio de los que no saben o no quieren distinguir a un defraudador de uno que se defiende del abuso de Hacienda os diré que la Agencia tributaria pierde más del 51% de las causas en los tribunales, pero, al fin y a la postre, arruinan lo q has construido. A mí todavía no me ha juzgado nadie. Todas las actas están pendientes de sentencia y tendrá que ser el tribunal superior de justicia quien me diga si debo pagar o no. Afortunadamente me gano muy bien la vida y Jamás he dejado ni un céntimo de euro sin declarar. La razón de todo esto entiende que en un determinado momento, q se remonta a más de diez años, tributé con arreglo a un criterio que no comparte, sin perjuicio de que en todas sus actuaciones reconozca que declaré todos mis ingresos SIEMPRE. La discrepancia reside en una distinta interpretación de la norma, circunstancia que escapa de mi control e influencia. Dilucidar quien está en lo cierto, corresponde a los Tribunales pero a día de hoy, después de muchos años, todavía está pendiente de sentencia mientras los intereses suben de manera abusiva. Sin perjuicio de lo anterior, Hacienda considera que “las deudas” me son exigibles, con independencia de que más adelante los Tribunales se pronuncien a mi favor, porque de esa parte “discutible” a estas fechas ya ha sido pagada gran parte, y si los Tribunales entendieran que la AEAT no tiene razón me tendría que ser devuelta. Por lo demás, aceptando las reglas del juego (aunque es difícil de entender que tengas que pagar antes de que los Tribunales se pronuncien), he agotado mi paciencia frente a los que sólo buscan escándalos desde el más desgarrador sensacionalismo usando mi nombre. Me seguiré defendiendo de TODOS los medios de “comunicación” a los que parece no gustarles que las mujeres ganemos, en cualquiera de los sentidos que le quieran dar. Todo está en manos de mis abogados, así que...ahora si me disculpan, tengo mucho trabajo. Gracias.

Una publicación compartida de Patricia Conde (@paticonde) el30 Jun, 2018 a las 2:42 PDT