Amy Fitzpatrick
Amy Fitzpatrick, de 15 años, que desapareció el día de Año Nuevo. EFE
La Guardia Civil ha pedido ayuda para tratar de localizar un Ford Fiesta blanco de matrícula inglesa, el coche al que la joven irlandesa de 15 años Amy Fitzpatrick tenía fácil acceso, y que permanece en paradero desconocido, por si ella o alguien de su entorno lo hubieran utilizado para su marcha.

Fuentes de la investigación han informado hoy de que el vehículo tiene la matrícula C-955-SLK y que, en caso de que alguien lo vea, debe avisar urgentemente al teléfono 062, para que efectivos del instituto armado se desplacen hasta el lugar y lo examinen.

El coche es un Ford Fiesta blanco de matrícula inglesa, al que Amy accedía con un destornillador.

Con ello se pretende evitar que desaparezcan posibles pruebas, por lo que piden que no se toque el vehículo para no eliminar huellas.

Dicho vehículo es propiedad de un amigo de la familia de Amy, que estaba en busca y captura, y tras declarar ante la Guardia Civil para ayudar a esclarecer la desaparición de la joven, ingresó en prisión por un delito contra la seguridad del tráfico que no guarda relación con este caso.

Una desaparición voluntaria

La investigación apunta ahora más en esa línea. Así lo ha confirmado el propio subdelegado del Gobierno, Hilario López Luna. Y el dato objetivo para que en los últimos días cobre más fuerza la desaparición voluntaria de la joven irlandesa es el coche de esa persona de su entorno, de su misma nacionalidad.

Amy lo solía usar, aunque no tuviera carné de conducir, accediendo a él con la ayuda de un destornillador.

Misa en su honor

La familia de Amy celebra mañana una misa para pedir que aparezca la niña "sana y salva" . Será a las 19.00 horas, en la parroquia Santa Teresa de Jesús de La Cala de Mijas. Invitan a toda la población extranjera que reside en Málaga.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE MÁLAGA.