Llegaron menos turistas, pero se quedaron más tiempo.  La provincia superó el año pasado por primera vez los cinco millones de pernoctaciones hoteleras. El tope era de 4.970.889 noches de hotel, registradas en 2006, y en 2007 los visitantes durmieron 5.022.525 veces en los alojamientos granadinos, según los datos del Instituto Nacional de Estadística, publicados ayer.

El año turístico hubiera sido el mejor de la historia si no fuera porque llegaron unos 60.000 visitantes menos que el anterior. En total,  vinieron 2.304.832 turistas a la provincia, un 2,5% menos que en 2006.

El descenso de visitantes  proviene, principalmente, del turismo extranjero, con unos 50.000 viajeros menos, mientras que el nacional se redujo en poco más de 10.000 huéspedes.

Tradicionalmente, el turismo que visita la provincia de Granada es mayoría de origen español (60%), frente al 40% restante de los visitantes extranjeros.

La ocupación media de  nuestros hoteles en 2007 fue del 52,2%. Es el segundo porcentaje más alto de las provincias andaluzas, sólo por detrás de Málaga (58,5%), favorecida por el mayor peso del turismo vacacional.

En número de pernoctaciones, Granada es la tercera provincia, tras Málaga y Cádiz, y por encima de Sevilla, a pesar de contar con una cifra menor de turistas.