Un médico del centro de salud de Huétor Tájar fue agredido, insultado y amenazado de muerte el pasado martes por un paciente mientras pasaba consulta. Por ese motivo, medio centenar de compañeros se concentraron ayer ante el centro sanitario en solidaridad con el médico. Los sindicatos CC OO y CSI-CSIF denunciaron también la agresión, mostrando su rechazo a la violencia ejercida contra las personas que están desarrollando su actividad profesional. Además, han demandado que esta «apatía administrativa» cese ya, y que seguirán instando al Servicio Andaluz de Salud a tomar medidas.