La bicicleta per Barcelona.
Un hombre circulando en bicicleta por Barcelona. ANTONIO HERREROS

La accidentalidad de los ciclistas en Barcelona, aunque no acostumbra a ser grave, crece el doble que sus desplazamientos. Entre los años 2010 y 2016 los accidentes aumentaron un 109,8%, al pasar de los 387 anuales a los 812, mientras que los viajes en bicicleta se incrementaron un 56,1%, de los 98.525 a los 153.802. Los ciclistas muertos en este periodo, sin embargo, solo fueron 23, el 7,9% del total de víctimas mortales en siniestros de tráfico.

Son datos de un informe que ha presentado este miércoles el Reial Automòbil Club de Catalunya (RACC), que también revela que el 12% de las personas que van en bicicleta ha sufrido algún accidente alguna vez en su vida (un 9% de mujeres y un 14% de hombres) y el 45% ha estado a punto de tener uno en el último año.

El estudio no entra a analizar las causas de la accidentalidad pero sí señala que en el 44% de los casos no hay más personas implicadas que el propio ciclista, por lo que el director de la Fundación RACC, Lluís Puerto, ha afirmado que "las distracciones" juegan un papel importante y que muchas son por utilizar el teléfono móvil o auriculares. De un total de 600 personas encuestadas que circulan en bicicleta habitualmente, un 10% reconoce que cuando lo hace usa el móvil y un 24%, los cascos. Estos porcentajes aumentan hasta el 31% y el 62% respectivamente entre los menores de 20 años.

En el 19% de los accidentes está implicado, además del ciclista, un peatón; en el 14%, un coche; en el 8%, una moto; en el 7%, un taxi; en el 5%, otro ciclista; y en el 3%, otros.

El informe muestra, asimismo, que una de cada tres personas que usa la bici se siente vulnerable cuando circula por Barcelona y que los vehículos que más inseguridad le generan son los turismos y camiones.

El 9% de los ciclistas ha sido multado alguna vez (7% de mujeres y 12% de hombres) pero solo el 5% reconoce que cuando no existe carril para bicicletas va por aceras estrechas, lo que no está permitido. Hay un 46% que admite que no conoce la normativa de circulación, y el 6% no lleva timbre, el 9% no dispone de la luz de detrás y el 13%, de la de delante, a pesar de que el reglamento establece que estos elementos son obligatorios.

El estudio señala, por otro lado, que los ciclistas valoran en general positivamente tanto la infraestructura para bicicletas como la convivencia con el resto de usuarios de la vía pública y que el único aspecto que suspenden es la seguridad que proporcionan los aparcamientos en U de la calle, con un 4,3 sobre 10. Por ello, solo el 13,4% deja allí la bici por la noche, mientras que el 83% la guarda en casa y el 1,8% utiliza un parking de pago. Para mejorar la seguridad de los estacionamientos, el presidente del RACC, Josep Mateu, ha apostado por habilitarlos "vigilados" y por crearlos masivos en 'hub's de movilidad, como por ejemplo "la estación de Sants o la plaza de Catalunya".

Otros aspectos que refleja el informe sobre los ciclistas son que más de la mitad hace más de dos años que se desplazan en bici y que el 64% usaba antes el transporte público; el 18%, el vehículo privado motorizado; y el 15% iba a pie. Siete de cada 10 hacen dos viajes al día, uno de ida y uno de vuelta, y predominan los que recorren entre dos y cinco kilómetros diarios. El 61,2% apuesta por la bicicleta por comodidad y el 58%, para reducir la contaminación.

Entre los barceloneses que no usan este vehículo, el 15% estaría dispuesto a utilizarlo y el primer motivo para no hacerlo es la satisfacción con su medio de transporte actual (52,6%).

Para mejorar la ciudad para los ciclistas, Mateu ha abogado por "priorizar la consolidación de los carriles bici existentes y la resolución de sus problemas más que la extensión de la red y apostar por carriles de sentido único y por semáforos solo para bicicletas". También ha defendido la puesta en marcha de "campañas informativas sobre la normativa" de circulación.

Uso desigual de los carriles bici

Mientras que por algunos carriles para bicicletas circulan 383 por hora, como los de la Diagonal, el paseo de Sant Joan o el de Gràcia, por otros, como el de Ganduxer, solo pasan 13.

En la ciudad hay 1.207 kilómetros de viales dirigidos a estos vehículos. De estos, 166 son de carril bici; 355, de zonas 30; 558, de calles 30 y 128, de vías con plataforma única.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.