El Instituto de Salud Carlos III de Madrid aprobó ayer el primer proyecto español de derivación de líneas de células madre específicas de paciente mediante transferencia nuclear. Se desarrollará en el Centro Príncipe Felipe de Valencia y permitirá mejorar los métodos de aplicación de transferencia nuclear en humanos. Enfermedades actualmente incurables podrían ser tratadas con esta técnica en el futuro.