La natalidad en Valladolid sube más gracias a los inmigrantes
Vivian, Johnny y Matías. De cochabamba, bolivia.
A pesar de las subidas de precios y de las hipotecas, parece que los vallisoletanos se han animado a tener hijos en los últimos diez años, según el último informe del INE (publicado ahora con los datos de 2006).

En 1996 nacieron 3.687 niños, mientras que en 2006 lo hicieron 4.792. Eso supone 1.105 criaturas más que matricular en las guarderías.

Los inmigrantes son, sin duda, quienes lideran ese crecimiento demográfico. Se han multiplicado por diez las extranjeras que dan a luz cada año. En 1996 nacieron 44 niños de madres no españolas y en 2006 fueron 425. Los embarazos han ido aumentando en la misma proporción en que ha crecido el número de inmigrantes, ya que la mayoría de ellos son jóvenes.

Han pasado de representar el 2,6% de los nacimientos a suponer casi el 9% del total.
De hecho, es la primera vez en los últimos diez años –los que constan en la estadística– que hay más nacimientos que defunciones. Hasta ahora, el balance de población era siempre negativo, pero en 2006 ha habido que celebrar 344 bautizos más que entierros.

El aumento de la población inmigrante se nota, por tanto, en los índices de natalidad, y también en el número de matrimonios mixtos. En cinco años el número de bodas se mantiene (2.538 en 2001, 2.504 en 2006), pero los matrimonios en los que, al menos, uno de los cónyuges es extranjero, se ha triplicado. De 79 uniones en 2001 a 219 en 2006. Hay más niños originarios de muchos países, pero con una misma nacionalidad, ya que al nacer aquí, todos son españoles.

¿Sois una pareja intercultural y tenéis hijos en común?

Español, de padres bolivianos

Vivian, Johnny y Matías. De cochabamba, bolivia.

«Aquí esperan mucho para tener hijos»

«Apenas uno se casa tiene los hijos. Es así en Bolivia y en muchos países de América. Como mucho esperas dos años, no como aquí, que antes de tener los hijos ya quieren tener el piso, el coche... es una gran diferencia cultural. De hecho, nos parece que los hijos completan al matrimonio y lo une.

Nos gustan las familias numerosas, quien más y quien menos tiene 3 hijos y hasta cinco. Si ya tienes dos te preguntan, ¿para cuándo el siguiente? Nosotros estamos aquí de manera circunstancial, soy odontóloga y vine a terminar la especialidad, pero me quedé embarazada y, bueno, vamos a aguantar un poco hasta que termine el master y podamos volver. Nos gusta más la educación allí, sobre todo por los valores de respeto a los mayores».

Cuéntanoslo en...

www.20minutos.es